Diario Vasco

Barcelona, 13 mar (EFE).- Expertos de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) han alertado hoy del riesgo de las conocidas como 'dietas de Cenicienta', que buscan imitar "el cuerpo de las princesas de Disney".

Según los expertos, estas dietas persiguen conseguir una cintura de avispa como la de Cenicienta y, con este objetivo, en Japón centenares de adolescentes están siguiendo ya esta práctica.

Ahora la dieta se ha extendido a diferentes países a través de las redes sociales y sus usuarias buscan tener una masa corporal de 18, cuando los expertos afirman que "la masa corporal saludable está entre 18,5 y 24,9, en función de la constitución de cada persona".

Los promotores de la dieta aseguran que la fórmula para saber el peso que debe tener una chica consiste en "elevar al cuadrado su altura y, después, multiplicar el resultado por 18", de manera que una mujer de 1,70 metros debería pesar, según esta dieta, 52 kilos.

La psicóloga sanitaria, dietista, nutricionista y profesora de la UOC Andrea Arroyo ha criticado que esta dieta persigue la "idea esencial de "querer imitar un personaje ficticio que se aleja de la realidad de cada persona" y ha recordado que "una cintura de avispa en la vida real prácticamente no existe".

Según Arroyo, esta dieta es "un fracaso garantizado" porque comporta una restricción alimentaria muy drástica para conseguir un peso "a cualquier precio" y lo único que hace es "centrarse en el criterio de peso y no de salud".

"Las chicas esta buscando una solución momentánea para tener un cuerpo como el de Cenicienta", ha denunciado Arroyo, que detalla que "vivirán constantemente frustradas porque es imposible de conseguir".

En la misma línea ha opinado el dietista y colaborador de la UOC Alex Vidal, que ha recordado que "no se debe olvidar nunca la constitución que tiene cada uno" y ha reivindicado que lo necesario es "encontrar la mejor versión de uno mismo".

Para conseguir un peso y una figura saludables, Vidal recomienda "seguir unos buenos hábitos e huir de todo lo que lleve la palabra dieta" y, concretamente, aconseja beber agua, hacer ejercicio según las capacidades de cada uno, seguir una alimentación equilibrada y dormir correctamente.

"Nadie se puede poner en forma ni conseguir unos objetivos de calidad y definitivos en dos días", ha afirmado Vidal, que cree que este tipo de dietas constatan "la presión social hacia la mujer para que esté delgada".