Diario Vasco

Madrid, 13 mar (EFE).- El presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España (Amcham Spain), Jaime Malet, ha señalado que el Gobierno debe apoyar a las pequeñas y medianas empresas para que utilicen EEUU como plataforma de internacionalización.

El comercio español es "muy poco importante" para EEUU, ya que España no se encuentra entre los primeros 30 socios comerciales del país norteamericano, ha indicado Malet durante la jornada "EEUU-España: visiones compartida", organizado por el Real Instituto Elcano.

Sin embargo, EEUU es el sexto socio comercial de España y el principal inversor extranjero no europeo del país.

Malet ha señalado que para revertir esta situación, España debería aprovechar las opciones que ofrece el "brexit", para "atraer a compañías estadounidenses" que están pensando en salir del Reino Unido.

"En EEUU no conocen la potencia que tiene el país, por lo que hay que reforzar la marca España en el exterior", ha insistido el presidente.

Respecto a las grandes empresas españolas, la mayoría de las empresas del Ibex 35 están presentes en EEUU, con especial relevancia para la metalúrgica Acerinox, que obtuvo en el país norteamericano el 70 % de su beneficio de 2017

El director financiero de Acerinox, Miguel Ferrandis, ha remarcado que la cuota de mercado de su compañía en EEUU es del 35 %, mientras que en Europa ronda el 12 %.

Asimismo, Ferrandis ha recordado que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció su intención de imponer aranceles al acero y al aluminio; una medida "que no afectará tanto a los países aliados de EEUU".

Ha añadido que los aranceles tendrán mayor repercusión en países con "políticas de comercio injusto", como Brasil o India, que imponen tasas a la importación superiores al 20 %.

Por su parte, la directora del Servicio de Estudios y Política Pública del Banco Santander, Alejandra Kindelán, ha destacado que Europa tiene mucho que aprender de las empresas tecnológicas estadounidenses que dominan el mercado internacional en la Era Digital.

Una de las compañías norteamericanas con gran presencia en España es Microsoft, que aspira a "ser uno de los principales motores de la transformación digital" en el país, según el director de Asuntos Regulatorios de Microsoft Iberia, Gabriel López.