Diario Vasco

Madrid, 13 mar (EFE).- La Comisión para Políticas Integrales de la Discapacidad del Congreso ha pedido al Gobierno que amplíe los supuestos de jubilación anticipada para casos de discapacidad en grado igual o superior al 45 %, como las enfermedades raras y, entre ellas, la artrogriposis múltiple congénita (AMC).

Se trata de una proposición no de ley, aprobada por 22 votos a favor y 14 abstenciones, que ha partido del grupo parlamentario de Esquerra Republicana y a la que han hecho algunas incorporaciones los socialistas, al matizar esos grados de discapacidad.

En la normativa que enumera las diferentes discapacidades que pueden dar lugar a la anticipación de la jubilación de los trabajadores no figura la AMC, un síndrome que se caracteriza por la existencia de varias contracturas articulares congénitas graves, debilidad muscular, fibrosis y desequilibrio muscular.

Tampoco figura en el Real Decreto por el que se establecen coeficientes reductores de la edad de jubilación a favor de los trabajadores que acreditan un grado importante de minusvalía.

Y en idéntica situación, según Teresa Jorda, de ERC, se pueden encontrar las personas que padecen párkinson y el síndrome pospoliomelitis, un hecho que penaliza doblemente a los afectados por este tipo de enfermedad ya tengan una minusvalía igual o superior al 45 % o igual o superior al 65 %.

Para la socialista Begoña Tundidor han pasado demasiados años desde la aprobación, por parte del PSOE, del Real Decreto que establecía el baremo para la determinación del grado de discapacidad. Ha quedado obsoleto y no resulta lo bastante sensible como para valorar discapacidades asociadas a enfermedades raras y poco frecuentes, y a otras congénitas, neurodegenerativas, reumáticas o en general cualquiera que pudiera ser incapacitante.

Los socialistas quieren que se inicie un proceso de revisión para determinar la conveniencia de incluir nuevas discapacidades en el listado del decreto por el que se desarrolla lo relativo a la jubilación anticipada en la Ley general de la Seguridad Social para los citados grados de discapacidad.

Unidos Podemos también ha votado favorablemente, aunque Angela Rodríguez ha advertido que esto "no es lo único que hay que cambiar para mejorar la vida de estos pacientes" porque la jubilación anticipada "no es una garantía de una vida digna", la atención del sistema nacional de salud tiene "bastantes problemas por las políticas del PP" y la situación actual de la Ley de dependencia.

Alfonso Candón, del PP, ha reconocido la "buena intención" de la propuesta, pero a su juicio la formulación "no es exacta" porque hay más herramientas disponibles que las mencionadas para mejorar los supuestos de jubilación anticipada para la discapacidad, con lo que los enfermos de AMC "no están desamparados".