Diario Vasco

Brasilia, 13 mar (EFE).- Los brasileños, que en octubre próximo elegirán a un nuevo presidente, quieren que el ganador de esos comicios sea ajeno a la corrupción y profese alguna religión, sin importar su partido político, según un sondeo divulgado hoy.

La encuesta fue efectuada por el Instituto Ibope para la patronal Confederación Nacional de la Industria (CNI) y también dice que el 75 % de los brasileños no cree en "promesas de campaña" y que el 44 % está "pesimista" ante las elecciones, frente a un 20 % que se dice "optimista" por un posible "cambio" y un 36 % que no opina.

El sondeo intentó trazar un perfil del candidato que desean los brasileños, que para las personas consultadas debe ser "honesto" (87 %), ajeno a los escándalos de corrupción de los últimos años (84 %), transmitir confianza (82 %) y ser una persona "decidida" (78 %).

Para un 79 %, el próximo presidente de Brasil debe ser además una persona que "crea en Dios", sin importar la religión que profese, y en la opinión de un 77 % debe tener profundos conocimientos del área económica.

La encuesta reforzó el resultado de sondeos anteriores sobre la desconfianza de la sociedad brasileña en los partidos políticos, que se ha profundizado en los últimos años al calor de continuos y graves escándalos de corrupción.

Según Ibope, el Partido de los Trabajadores (PT) es el mejor valorado por los brasileños, pese a que es uno de los más implicados en los casos de corrupción ventilados en los últimos años y a que su líder, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, enfrenta siete causas penales y en una ya ha sido condenado a doce años de cárcel.

La encuesta indicó que el 19 % de los brasileños tiene "simpatía" por el PT, seguido en ese apartado por el Movimiento Democrático Brasileño (MDB), del presidente Michel Temer (7 %), y el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) (6 %).

En cuanto a las políticas que deban ser aplicadas por el Gobierno que resulte de los comicios, un 92 % mencionó como la más importante un estricto control del gasto público.

En el apartado social, un 44 % de los encuestados dijo que espera que el próximo presidente promocione mejorías en salud, educación y seguridad, y que impulse medidas que faciliten la inclusión.

Según Ibope, la encuesta tiene un margen de error de dos puntos porcentuales y fue hecha entre los pasados 7 y 10 de diciembre, un período en el que fueron entrevistados 2.000 electores de 127 municipios de todas las regiones del país.