Diario Vasco

Sevilla, 13 mar (EFE).- El Betis empezó este martes a preparar el partido del próximo sábado en el Benito Villamarín ante el Espanyol (20.45 horas), tras el triunfo del lunes frente al Alavés (1-3), con la baja segura por acumulación de amonestaciones de su medio centro Javi García tras la tarjeta que recibió en Mendizorroza.

El entrenador bético, Quique Setién, dirigió una sesión a puerta cerrada en la ciudad deportiva verdiblanca después de que la expedición bética llegara a Sevilla desde Vitoria la pasada madrugada y en ella ha hecho trabajo específico de recuperación el mexicano Andrés Guardado.

Guardado padece unas molestias musculares desde el último partido que jugó con el Betis, el pasado 18 de febrero ante el Real Madrid, que lo han mantenido fuera de las convocatorias en los encuentros disputados por los de Setién frente a Levante, Real Sociedad, Valencia y Alavés.

Sobre el césped de la ciudad deportiva, trabajaron los que no jugaron ante el Alavés junto a los que dispusieron de menos minutos como Sergio León y Cristian Tello, aunque también lo hizo el centrocampista argelino Ryad Boudebouz, quien fue titular.

Los restantes titulares hicieron trabajo de recuperación en el gimnasio y este miércoles se prevé que se ejerciten en el césped para proseguir la preparación del compromiso del sábado ante los de Quique Sánchez Flores.