Diario Vasco

Pamplona, 13 mar (EFE).- El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Pamplona ha manifestado hoy su "desacuerdo con la política penitenciaria de alejamiento de presos" de ETA y con las "medidas excepcionales de aislamiento".

El acuerdo se ha aprobado en la Junta de Gobierno Local por unanimidad tras ser hallado muerto el pasado día 6 en su celda de Puerto III (Cádiz) el preso de ETA Xabier Rey Urmeneta, natural de Pamplona, y que, dice el Ayuntamiento, "cumplía su condena a 1.000 kilómetros de su lugar de arraigo y en situación de aislamiento".

Para las cuatro formaciones que sostienen al Gobierno municipal (EH Bildu, Geroa Bai, Podemos e I-E) es "necesaria una nueva política penitenciaria que evite un cumplimiento de penas privativas de libertad lejos de los lugares de arraigo social y familiar, facilitando la relación (de los presos) con sus familiares".