Diario Vasco

Zaragoza, 13 mar (EFE).- El Gobierno de Aragón ha anunciado hoy una línea de ayudas para proyectos de I+D+i en el arranque de la Mesa de la Automoción, ante el reto de hacer de la Comunidad referente de la movilidad del futuro, marcado por la adjudicación del Corsa eléctrico a la planta de Opel de Figueruelas (Zaragoza).

Así lo ha avanzado la consejera de Economía, Marta Gastón, al término de la primera reunión de esta mesa a la que ha asistido el presidente de Aragón, Javier Lambán, así como representantes sindicales, de la patronal, de Opel y del Clúster de la Automoción, con el fin común de "echar toda la carne en el asador" para aprovechar las oportunidades que se abren con la producción del primer coche eléctrico en España, también para las auxiliares.

La primera reunión de este foro, cuya creación es fruto del diálogo social, se ha producido un mes después del anuncio de PSA de la adjudicación del Corsa eléctrico a Figueruelas una vez pactado el convenio colectivo de la planta, y hoy se ha marcado una hoja de ruta centrada en cinco puntos, el fundamental esa línea de ayudas a fondo perdido a proyectos de I+D+i, enmarcadas en la llegada del coche eléctrico pero no en exclusiva.

Así, ha apuntado que estas ayudas serán plurianuales y se pondrán en marcha este año hasta 2020, cuando comenzará la producción del Corsa eléctrico.

La dotación presupuestaria, que en el grueso "no va a ser un problema", dependerá de las necesidades y proyectos que traslade el propio sector con el fin de que la cuantía no quede "corta" e intentando llegar al mayor número de empresas, prototipos y procesos posibles.

Esta línea ayudará a las auxiliares a ponerse al nivel de la innovación de un futuro no muy lejano y a hacer de "cierto efecto llamada" para nuevos proyectos, ha agregado Gastón, quien ha especificado que para salvar los impedimentos desde Europa a la concesión de ayudas a grandes empresas, esta línea se circunscribe a proyectos de I+D+i limitada por tramos para poder llegar al máximo número de empresas y sin excluir a Opel.

La consejera ha precisado que de forma inminente se publicará la manifestación de interés en estas ayudas con el objetivo de recabar del propio sector las necesidades económicas en función de los proyectos para "atinar" en la futura convocatoria en la dotación.

La formación y el talento pensando "en grande" en torno a la movilidad del futuro, con estudios que han de prepararse ya también hacia las recualificaciones, y el empleo, aprovechando la oportunidad para que el sector sea "cómplice" en la mejora de la empleabilidad joven -cuyo plan se presentará en breves fechas-, son otros de los puntos marcados como prioritarios.

También la potenciación de la logística como activo para las empresas ya existentes y para las potenciales y el fomento de la internacionalización, teniendo en cuenta que la automoción es el sector que más aporta a las cifras récord de exportaciones de Aragón, para facilitar la apertura de nuevos mercados y que nuevas empresas se sumen a ella.

Todas estas líneas necesitan de las aportaciones de todas las partes sentadas en la mesa para transmitir cuáles son las necesidades concretas del sector, ha dicho Gastón.

Además de un estudio sobre la situación del sector, que hará la Universidad de Zaragoza, en este primera reunión se ha acordado una metodología de trabajo y periodicidad en las reuniones, de forma que la siguiente se ha fijado para el 24 de abril y será monográfica sobre innovación.

El gerente del Clúster de la Automoción de Aragón, David Romeral, ha apuntado que a corto plazo las auxiliares tendrán que hacer este año inversiones de unos 120 millones ante la producción de la nueva generación del Corsa en 2019 y después tendrán que hacerlas para poder fabricar componentes de la versión eléctrica, y en ese caso tendrá más peso la innovación.