Diario Vasco

Girona, 13 mar (EFE).- Benet Salellas, exdiputado de la CUP y abogado de los dos condenados por injurias a la Corona que hoy han recibido un fallo favorable del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), ha considerado que con esta sentencia se ha desvinculado al movimiento independentista de la violencia.

El TEDH ha fallado contra España por condenar a cárcel a los dos manifestantes que en 2007 quemaron en Girona una foto gigante de los Reyes, que constituyó "una injerencia en la libertad de expresión que no fue proporcionada con el fin perseguido".

Los tribunales españoles impusieron a Enric Stern y a Jaume Roura una multa de 2.700 euros a cada uno para eludir la prisión por un delito de injurias a la Corona, con la advertencia de que si no la abonaban se ejecutaría la condena a 15 meses de prisión.

Ahora, el fallo unánime de la Corte europea condena a España a indemnizar a los demandantes con la misma cantidad que pagaron de multa, además de otros 9.000 euros en concepto de gastos y honorarios.

En este contexto, el abogado de la causa ha insistido en que, con este fallo, "se reafirma el carácter no violento del movimiento independentista" catalán.

Benet Salellas ha explicado que la respuesta de las instituciones del Estado en estos casos "nunca pueden ser delito de odio".

Salellas ha subrayado además que el fallo de Estrasburgo da "pautas" ante futuras causas y manifiesta que los representantes políticos, entre los que incluye a la monarquía, tienen que tener "una tolerancia a la crítica más intensa que el resto de la ciudadanía".

"El Tribunal quiere poner de relieve que cualquier acto de crítica política debe tener especial protección", ha añadido el abogado y exdiputado en el Parlament de la CUP.

Junto a Salellas ha comparecido en la Plaça del Vi de Girona, donde tuvo lugar aquella quema de fotografías, una de las encausadas por aquellos sucesos, Núria Brugada, quien ha confirmado que se ha convocado una "pequeña celebración" el próximo sábado, por lo que ha invitado a que "la gente traiga encendedores por lo que pueda pasar".

También se encontraba un representante de la organización independentista Alerta Solidària, Martí Majoral, quien ha animado a que, ante cada visita de representantes de la Corona a Cataluña, "el pueblo responda con piras monárquicas y fotografías del Rey en llamas".