Diario Vasco

Kiev, 15 feb (EFE).- Ucrania ha lanzado un registro público de padres de familia que no pagan la manutención de sus hijos, diseñado para que cualquier persona pueda consultar su historial antes de entablar algún tipo de relación sentimental o laboral con ellos.

Con esta medida, que ha sido bautizada como "El muro de la vergüenza", el Gobierno ucraniano pretende exponer y obligar a saldar su deuda a aquellos progenitores que llevan más de tres meses sin pagar la pensión alimenticia de los menores que tienen a su cargo.

"Espero que esta innovadora idea funcione de incentivo para que los deudores paguen y sirva de ayuda para aquellos que hayan decidido empezar una nueva relación. Ahora podrán comprobar si su nuevo compañero (sentimental) está en la lista", dijo el ministro de Justicia ucraniano, Pavló Petrenko.

"¡Deseo sinceramente a todos los ucranianos sólo matrimonios felices!", añadió tras anunciar la iniciativa.

La nueva medida forma parte de la ley aprobada el pasado 7 de diciembre por el Parlamento ucraniano, que prevé otras sanciones adicionales, como la prohibición de viajar al extranjero a aquellos padres que no hayan abonado la pensión alimenticia de sus hijos durante más de seis meses.

El ministro considera que este registro no sólo será útil para que las mujeres decidan "si vale la pena comprometerse con un hombre" que tenga ese historial, sino también para que potenciales empleadores examinen el perfil de la persona que desean contratar.

"Hago un llamamiento también a los hombres, posibles socios o empleadores: si una persona no paga la pensión alimenticia de su hijo, ¿será un socio fiable en los negocios o un buen empleado en el trabajo?", dijo Petrenko.

Por otro lado, la nueva legislación contempla la posibilidad de que los padres desempleados realicen trabajos comunitarios, tales como limpieza de calles o restauración de viviendas hasta que las ganancias sean suficientes para saldar la deuda pendiente.

Además, la policía podrá retirar el permiso a los conductores que figuren en esa lista durante un control de tráfico y embargar el vehículo del deudor hasta que salde la deuda pendiente.

Para encontrar a una persona en el mencionado registro, al que puede acceder cualquiera desde la página web del ministerio, basta con hacer una búsqueda introduciendo el nombre y apellidos del individuo.

Los resultados arrojan datos como la fecha de nacimiento, el tribunal local que lleva el caso familiar, el número del procedimiento judicial e incluso el teléfono de contacto y nombre del oficial de justicia encargado de ejecutarlo.

No obstante, el Gobierno alega que la iniciativa cumple con la legislación vigente sobre la privacidad, ya que no revela por ejemplo, el domicilio del deudor.

Los legisladores subrayan que los padres podrán ser añadidos a la lista siempre y cuando exista prueba judicial de que no han pagado la manutención durante un periodo superior a tres meses.

Este registro de deudores, en el que figuran ya más de 75.000 personas, ha causado un gran revuelo en Ucrania al sacar a la luz nombres de diputados de la Rada Suprema (Legislativo), exministros, representantes de organismos públicos y otras personalidades.

El diputado del Partido Radical Oleg Lyashko, uno de los defensores más férreos de la nueva ley, arremetió públicamente contra ellos y les urgió a dimitir de sus puestos.

"Un diputado no va a hacer nada (bueno) por Ucrania si deja a su hijo a la merced del destino. ¿Cómo puede una persona comprar automóviles e irse de vacaciones cuando sus hijos se mueren de hambre?", declaró al respecto.

De este modo, Ucrania sigue los pasos de países como Estados Unidos, donde numerosos gobiernos locales obligan a los padres a pagar la manutención publicando incluso sus fotografías y la cantidad exacta de su deuda, y en los casos más severos pueden llegar a ser detenidos o encarcelados a causa del impago.