Diario Vasco

Bangkok, 15 feb (EFECOM).- El ministro de Trabajo de Tailandia, Adul Saengsiew Kaew, afirmó hoy que la junta militar que gobierna el país ha realizado "esfuerzos" para acabar con los abusos laborales en el sector de la pesca, denunciados por grupos humanitarios.

"El Gobierno ha tomado varias medidas para proteger a los inmigrantes en situación irregular que trabajan en la industria pesquera", aseguró Adul ante un grupo de corresponsales de la prensa internacional, a los que convocó en la sede de su ministerio.

"Se han aprobado nuevas leyes y se han puesto en marcha procesos de inspección en el sector", dijo el ministro tailandés.

Adul apuntó que confía en que en junio concluya el proceso para regularizar a 800.000 inmigrantes extranjeros se encuentran sin documentos en Tailandia, la mayoría de ellos de nacionalidad birmana y camboyana, y que en buena parte trabajan en el sector pesquero.

"Coordinamos nuestros esfuerzos en esa industria con socios internacionales, como la Unión Europea", anotó Abul.

Las declaraciones del ministro tailandés de Trabajo, policía de profesión con grado de general, se producen después de que la organización Human Rights Watch (HRW) denunciara las condiciones laborales y el tráfico de personas en el sector pesquero local.