Diario Vasco

Madrid, 15 feb (EFECOM).- Los bares y restaurantes españoles facturaron más de 36.000 millones de euros en 2017, lo que supone un aumento del 2,5 % respecto al año anterior y permitió al sector crecer por tercer ejercicio consecutivo.

Así lo reflejan los datos recogidos por la empresa de investigación de mercados NPD divulgados hoy, que apuntan a un incremento tanto de las visitas como del gasto por persona realizado en dichos locales.

De hecho, el volumen de ingresos de 2017 es el mejor dato desde 2011, cuando se situó en torno a los 36.900 millones, aunque sigue lejos de las cifras 2008, año en el que se alcanzó un valor récord de 42.000 millones.

La positiva evolución de las ventas durante el pasado ejercicio se sustentó en una subida del 1,3 % de las visitas a bares y restaurantes, y en un aumento del gasto medio por comensal del 1 %, hasta los 4,88 euros por visita.

Los mayores incrementos del ticket medio se registraron en los establecimientos de comida italiana y en las hamburgueserías, y en materia de visitas los repuntes más significativos se observaron en los locales de comida rápida, cafeterías y bares de tapas.

De acuerdo con las conclusiones de NPD, las cadenas de restauración organizada son las principales responsables del crecimiento del sector -ya representan casi uno de cada cuatro euros de facturación-, mientras que los operadores independientes "se mantienen estables".