Diario Vasco

Madrid, 15 feb (EFE).- El director del digital ElConfidencial.es, Nacho Cardero, el director adjunto de El País, David Alandete, y la cofundadora del proyecto maldita.es, Clara Jiménez, han reivindicado hoy la calidad y la transparencia como herramientas imprescindibles para diferenciarse y sobrevivir a las "fake news" (noticias falsas).

Lo han hecho durante la jornada "El fenómeno de la desinformación en la era digital" organizada la entidad pública Red.es, dependiente del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, y cuyo objetivo ha sido impulsar el debate sobre las noticias falsas en España.

"Todos los medios nos agachamos ante las dictaduras de las redes sociales", ha asegurado Cardero, que tras defender el trabajo de los medios españoles, ha apostado por que cada uno ponga sus propios filtros para verificar las informaciones y por "no dejarse llevar por el pinchazo fácil".

"No hay que guiarse por la audiencia sino por la calidad. Menos es más", ha subrayado el periodista, un firme convencido de que la única forma de sobrevivir es diferenciarse de las "fake news" y eso "obligatoriamente" pasa "por hacer un producto de calidad"

Para la cofundadora de maldita.es -proyecto que colabora con distintos programas de laSexta y en el que analizan las informaciones que circulan en redes sociales con técnicas del periodismo de datos para su verificación- ha afirmado que rectificar es fundamental para que los medios mantengan su credibilidad cuando cometen errores dando crédito y publicando noticias falsas.

"El problema de los medios es que meten la pata y lo dejan pasar", ha dicho Jiménez, que ha considerado "ultranecesaria" la educación digital: "hay que enseñar a la gente a tener un pensamiento crítico para que piensen cuando le mandan un whatsapp", ha añadido.

Para Alandete, la transparencia de los medios es fundamental ante el fenómeno de la desinformación en la red y ha apuntado a que el "problema real" en este contexto surge de las fuentes interesadas.

"Se tiene que comprobar, se tiene que hacer el 'fact checking' a diario, como se ha hecho siempre", ha afirmado el director adjunto de El País, que ha recalcado que siempre hay que diferenciar entre "equivocarse o publicar informaciones malintencionadas".

En la jornada también se ha debatido sobre la autorregulación en los medios ante las "fake news" y sus consecuencias.

El experiodista de la Agencia EFE y vicepresidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Nemesio Rodríguez, ha insistido en que el periodismo de verificación es fundamental y ha dicho que la "avalancha" de información actual "está relegando de manera clara esa disciplina".

"Tenemos más facilidades que nadie para contrastar información, ningún sector puede hacerlo como nosotros", ha aseverado el vicepresidente de la APM.

Ha citado la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo de la FAPE como mecanismo de autorregulación, y ha subrayado que los periodistas deben convencerse de que adhiriéndose "aplican la autorregulación necesaria", si bien ha criticado que no se dé publicidad a sus resoluciones ni se estudie en las facultades.

Para Ramón Alonso, director general de la Asociación de Medios de Información (AMI), que agrupa a los editores de diarios digitales y en papel, la sociedad "sabe discriminar muy bien qué información recibe y la fuente que le aporta credibilidad".

Asimismo, ha defendido el papel de los medios tradicionales ante el "contraste" que se produce hoy en día con la publicación de noticias falsas: "hace que la qente se dé cuenta de que los medios tradicionales son más veraces de lo que se piensan".