Diario Vasco

Madrid, 15 feb (EFE).- "¿Cómo es ser ministra?", ha preguntado hoy una niña con cáncer a Dolors Montserrat. "Estresante", ha respondido la titular de Sanidad, que, no obstante, ha reconocido que compensa una jornada como la de hoy rodeada de "pequeños héroes".

Con motivo del Día Internacional del Niño con Cáncer, Montserrat ha mantenido un encuentro con menores afectados por esta enfermedad y con representantes de la Fundación Aladina, entre ellos, su presidente, Paco Arango.

Durante el encuentro, en el que ha estado presente en todo momento el perro de Arango, Batman, uno de los pequeños ha aprovechado para pedir más inversión en la lucha contra esta enfermedad y la ministra se ha comprometido a transmitir la petición al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Ataviada con la camiseta de la Fundación, Monserrat ha charlado con cada uno de los niños y niñas presentes, que le han contado su experiencia con la enfermedad y sus deseos presentes y futuros, entre los cuales no figura el ser ministro, pues prefieren ser cirujanos, médicos o veterinarios.

"Es bonito ser ministra de Sanidad y saber que tenemos esos médicos y esas enfermeras que os cuidan y os miman", les ha dicho la ministra a los chavales y a sus familias, a los que ha querido trasladar un mensaje de esperanza, antes de destacar la calidad del Sistema Nacional de Salud, uno de los mejores del mundo.

"España es un gran país y ahora me toca ser ministra de Sanidad y empujar para que todo funcione", ha apostillado Montserrat, que ha recordado que lleva un año y poco en el cargo "y feliz de poder estar ayudando".