Diario Vasco

(Corrige un errata en el titular de la información con referencia EC4488)

Madrid, 15 feb (EFE).- La "startup" (empresa emergente) de BBVA, Azlo, comienza a operar con el objetivo de ayudar a emprendedores y pequeños negocios de EEUU a gestionar sus finanzas.

Tal y como ha informado BBVA, Azlo, que es uno de los proyectos "fintech" que ha desarrollado en el área de New Digital Businesses (NDB), pone a disposición de las empresas una cuenta digital que les permite acceder a mejores servicios bancarios nacionales e internacionales, así como cuentas sin comisiones o con requisitos de fondos mensuales muy bajos.

Además, la "startup" ofrece la posibilidad de realizar pagos ilimitados, tanto nacionales como internacionales, el pago de facturas, depósito de cheques a través del móvil y facturación digital, "todas necesidades cruciales para este tipo de clientes".

"Azlo quiere resolver las dificultades" que encuentran los emprendedores para cumplir los requerimientos específicos que les permitan acceder a servicios financieros que se ajusten a las necesidades de su negocio, ha dicho el consejero delegado de Azlo, Brian Hamilton, que ha añadido que el objetivo de la compañía es "igualar el terreno de juego" para emprendedores y pequeñas empresas "que quieren formar parte de la economía global".

Por su parte, la emprendedora-residente de BBVA, Ramona Ortega, ha destacado que lo que distingue a Azlo es que se dirige a la nueva economía, incluye a los "millennials" y a emprendedores en busca de oportunidades, y "es capaz de crear una relación más profunda y valiosa con sus clientes a través de una comunidad de intereses compartidos".