Diario Vasco

Rabat, 15 feb (EFE).- La policía marroquí desmanteló hoy una célula terrorista de tres miembros, entre los que figura un saharaui simpatizante del Frente Polisario y al mismo tiempo del grupo yihadista Estado Islámico (EI), indicó el Ministerio del Interior.

A los tres jóvenes de entre 24 y 30 años, arrestados en Salé (ciudad vecina de Rabat), Marrakech y El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, se les atribuyen los delitos de "incitación al asesinato en ejecución de las tesis sangrientas (del EI)" y la "intención de adquirir experiencia en el manejo de explosivos".

Operaciones semejantes son habituales, con frecuencia casi semanal, en Marruecos, pero en este caso llama la atención que uno de los detenidos sea un saharaui que tenía en su poder un carné y una bandera de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), que Interior denomina "entidad fantoche" en un comunicado.

Según esa versión, el joven se había unido en el pasado al Frente Polisario y había residido en los campamentos saharauis de Tinduf, antes de regresar a El Aaiún por razones que no se precisan.

Marruecos, que desde siempre acusa al Polisario de "secuestrar" a la población saharaui en Tinduf, añade en los últimos años una nueva denuncia, la de que el Polisario se ha convertido en una "organización terrorista" en connivencia o complicidad con los yihadistas que operan en la región del Sahel.