Diario Vasco

Edimburgo , 15 feb .- La mariposa Rabicorta W-blanca, cuya población ha desaparecido en algunas zonas, se está reproduciendo en Escocia por primera vez en 130 años, según dio a conocer hoy la organización para la conservación de estos insectos Butterfly Conservation.

La población de esta mariposa, de la familia Lycaenidae y tiene una distintiva marca W en la parte inferior del ala, había disminuido un 72 % en Escocia durante la última década.

La importancia de este descubrimiento radica en que la Rabicorta W-blanca posee una distribución muy reducida y muchas de sus poblaciones en diferentes partes del mundo han desaparecido.

La caída drástica en el número de estos insectos se produjo en la década de 1970 en gran parte debido a una enfermedad del olmo holandés, ya que las orugas de esta especie se alimentan de él.

Durante una década, voluntarios de la organización benéfica Butterfly Conservation han monitoreado la especie y su diseminación gradual hacia el norte, que se cree que es el resultado de un clima más cálido.

A principios de febrero, se encontraron algunos huevos en olmos de la región de Berwickshire (sudeste de Escocia), después de que el voluntario Iain Cowe realizase el año pasado el primer avistamiento desde 1884 de una de esta mariposas adultas.

"El descubrimiento de estos huevos es enormemente significativo, ya que no solo confirma que la Rabicorta W-blanca se está reproduciendo, sino que uno de los huevos era un cascarón viejo, así que parece que la mariposa podría haber estado reproduciéndose aquí desde al menos desde 2016", señaló Cowe.

El director de Butterfly Conservation, Paul Kirkland, dijo que será necesario que pasen algunos años con más avistamientos confirmados para poder decir oficialmente que la mariposa Rabicorta W-blanca crece de nuevo en la región escocesa.

Los científicos utilizan las mariposas como organismos modelo para estudiar el impacto de la pérdida o fragmentación del hábitat, así como el cambio climático actual.