Diario Vasco

Madrid, 15 feb (EFE).- El Museo Nacional de Artes Decorativas inaugurará mañana la II Muestra de Orfebrería y Joyería Contemporáneas con piezas de 17 artistas actuales que se convierten en narradores de historias, capaces de hacer relatos con temas tan duros como la cosificación de la mujer o la convivencia con el cáncer.

"Detrás de todas estas piezas hay pequeñas narraciones, cuentos, y lo que queríamos era mostrarlas para hablar de la orfebrería y la joyería como uno de los procesos creativos más bellos de la historia del arte", ha explicado hoy a Efe el comisario de la muestra, Eloy Martínez de la Pera.

La joyería y la orfebrería, al igual que ocurre con la moda, siempre han sido consideradas artes menores. Sin embargo, estas pequeñas obras acompañan a la humanidad desde tiempos inmemoriales, lo que hace de ellas un catalizador del desarrollo social y creaciones merecedoras de ser consideradas arte en mayúsculas.

En esta muestra se puede contemplar la obra de 17 artistas contemporáneos que se unen para tratar, a través de la plata, el oro, la pirita y los esmaltes, temas de actualidad, como los abusos de poder ejercidos sobre la mujer desde el siglo XIX.

La convivencia con enfermedades como el alzhéimer o el cáncer, la influencia de la religión en la sociedad o el diálogo entre artes como la joyería y la arquitectura son algunos de los temas presentes en la cuarta planta del Museo Nacional de Artes Decorativas.

Es esa capacidad narrativa de la orfebrería y la joyería la que ejerce de nexo de unión entre estilos tan dispares como el de Li Ya Huang, cuyos accesorios son pequeñas obras de arquitectura, o el de Ximena Walker, quien emplea una pulsera plateada en forma de esposas para hablar del amor que nos esclaviza en el buen sentido y nos lleva a querernos a nosotros mismos más que a nadie.

Para remarcar esa idea de que "detrás de un anillo hay mucho más que un anillo", las joyas, cálices, portavelas, broches y demás piezas de la muestra se complementan con los cuadernos de algunos de los artistas, donde se pueden apreciar los bocetos de sus trabajos.

Un esfuerzo por "plasmar todo el proceso creativo" que guía al visitante a la conclusión inequívoca de que, efectivamente, un collar o unos pendientes tienen la capacidad de recoger conceptos abstractos y materializarlos en piezas "bellísimas", ha puntualizado Martínez de la Pera.

Buen ejemplo de ello son las creaciones de Rosa García García: joyas en tonos dorados, compuestas por piezas asimétricas que al unirse generan armonía, y que invitan a no dejar de reflexionar sobre la belleza que reside en las imperfecciones.

La muestra, que desde mañana hasta el 1 de abril estará abierta al público, está enmarcada en el Madrid Design Festival y no llega sola.

La semana próxima se inaugurará en el Museo de San Isidro una exposición complementaria que funcionará como segunda parte de estaa muestra, para reforzar esa idea de que "la joyería ha acompañado a la humanidad desde siempre".

"En esa segunda parte vamos a descubrir unos diálogos y complicidades increíbles entre las piezas de siete de estos artistas y nueve piezas sacadas de la colección histórica del Museo de San Isidro", explica Martínez de la Pera.

En el caso del Museo Nacional de Artes Decorativas, ese fondo histórico recopila obras de joyería y orfebrería desde el siglo XVI hasta la actualidad, lo que para el comisario constituye una "clara prueba" de que, efectivamente, estos artes son tan válidos como cualquier otro para narrar la historia de la humanidad.