Diario Vasco

Barcelona, 15 feb (EFE).- El presidente de Mediapro, Jaume Roures, considera que el informe de la Guardia Civil que le señala como posible integrante del comité ejecutivo del "procés" busca "culpables para justificar su inoperancia", y que también se le hace "pagar" por la producción del documental "Las cloacas de Interior".

La Guardia Civil ha remitido un informe al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena en el que señala que Roures "podría" formar parte del comité ejecutivo formado para dirigir el proceso independentista catalán en su condición de profesional experto en los medios de comunicación.

El informe incluye tres llamadas telefónicas que "corroboran" que la Generalitat contó con el soporte de medios de comunicación privados "y en especial del empresario Jaume Roures Llop" para movilizar a la sociedad catalana.

En declaraciones a Catalunya Radio, Roures ha asegurado hoy que "me involucran por llamadas telefónicas entre gente que no conozco y que tampoco dicen nada", lo que a su juicio "da risa", si bien le sorprende "que esto se pueda enviar a un juez para intentar probar no se sabe qué".

Ha resaltado que el hecho de haberse enviado también al juez el documental que produjo sobre lo acontecido el 1-O es "un poco de una policía política", y ha considerado que ese día las "estructuras de Estado" dedicadas a impedirlo, como la Policía o el CNI, "quedaron en ridículo, porque aparecieron las urnas, las papeletas y se hizo" el referéndum.

A su juicio, ahora "buscan culpables para justificar su inoperancia" y también "estamos pagando por el documental sobre las cloacas del Estado, donde se pone en evidencia que había estructuras paralelas en la policía y en la judicatura, y quedaba bastante demostrado el papel de determinados medios de comunicación de Madrid".

A Roures le sorprende que "esto se pueda utilizar como prueba de una teórica participación en un comité en el que no he estado nunca, que se envíe al Supremo y que 4 días después sea portada de todos los diarios. Esto es una carga que no te sacas de encima fácilmente, independientemente de lo que haga el señor Llarena con el informe".

El presidente de Mediapro opina que "aquí hay un ataque brutal a los derechos y las libertades más básicas y la gente se lo va tragando, no sé si porque contra el independentismo es todo aceptable, o porque hay un muy bajo nivel de cultura democrática".