Diario Vasco

Barcelona, 15 feb (EFE).- Un análisis de la producción científica mundial sobre las desigualdades en salud ha revelado grandes diferencias entre países, según un estudio liderado por la Universidad Pompeu Fabra (UPF), que ha concluido que los países anglosajones y europeos dominan las investigaciones sanitarias.

Los autores del estudio, que publica la revista "PLOS ONE", son Lucinda Cash-Gibson, Juan M. Pericàs y Joan Benach, miembros del Grupo de Investigación sobre Desigualdades en Salud de la UPF.

El trabajo evidencia que, hasta ahora, la mayor parte de la investigación se hace en los países más ricos, sin que haya una visión global para conocer cuál es la evolución y distribución de la producción científica mundial sobre desigualdades en salud.

El estudio "Inequalities in global health inequalities research: A 50-year bibliometric analysis 1966 a 2015", ha hecho un análisis bibliométrico exhaustivo de la producción científica mundial sobre desigualdades en salud durante medio siglo (desde 1966 hasta 2015).

La investigación concluye que es necesario conocer mejor los determinantes estructurales de estas desigualdades en la investigación sobre la desigualdad en salud, así como las capacidades de investigación de los países para hacer políticas que consigan una mayor equidad global en el ámbito de la salud.

Para hacer el estudio, en el que también ha participado Diego F. Rojas-Gualdrón, profesor de la Universidad CES de Medellín (Colombia), los investigadores utilizaron la base de datos Scopus y mapas de visualización de redes.

Teniendo en cuenta la filiación de los autores, contribuyeron a la producción científica global un total de 159 países, tres veces más que los países estudiados con anterioridad al período analizado.

El trabajo revela que en la autoría de los artículos hay una clara diferencia entre Norte y Sur y que la producción científica sobre desigualdades en salud ha crecido exponencialmente en las últimas cinco décadas.