Diario Vasco

Bruselas, 15 feb (EFE).- El ministro español de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, pidió hoy ante sus homólogos de la Unión Europea (UE) reunidos en Bruselas que se multiplique por diez la financiación del programa de intercambio de estudiantes Erasmus + a partir de 2020.

"Pedimos que en el próximo marco financiero plurianual de la Unión Europea el programa vea multiplicado por diez su financiación", declaró Méndez de Vigo en su turno de palabra en el Consejo de Educación celebrado hoy en Bruselas.

Agregó que "hablar de Erasmus + es hablar de éxito" y subrayó que el "desafío" actual pasa por "continuar ese éxito durante los próximos años", acercarlo a los estudiantes de las "regiones ultraperiféricas" y a los "desfavorecidos".

El ministro añadió que España quiere "reformar la dimensión internacional del programa" y que este sirva para "ayudar a reducir la brecha digital" y a mejorar la capacitación "a lo largo de toda la vida" porque, como dijo el expresidente de la Comisión Europea Jacques Delors, Erasmus sirve para "preparar a los estudiantes para un destino común como futuros ciudadanos europeos".

Los ministros dedicaron la sesión a debatir el presente y el futuro del programa Erasmus, que celebra 31 años de recorrido, y para el que España aspira a que "llegue a más beneficiarios", indicaron fuentes diplomáticas, ampliándolo a estudiantes de secundaria, formación profesional y adultos en formación.

Erasmus Plus cuenta con un presupuesto de 14.700 millones de euros para el período 2014-2020, en el que está previsto que se beneficien de ese programa 4 millones de personas, entre los que se incluyen estudiantes universitarios pero también maestros, profesores, formadores y voluntarios.

En la intervención española también tomó la palabra, en representación de todas las Comunidades Autónomas, la consejera de Educación de Murcia, Adela Martínez-Cachá, quien destacó que el programa sirve como "instrumento de primer nivel para forjar una auténtica identidad europea y fomentar valores europeos y conciencia de integración".

No obstante, la consejera murciana pidió que en el próximo período a partir de 2020, Erasmus + se diseñe "con la vista puesta en las nuevas circunstancias", tales como la inmigración, las nuevas tendencias de la industria, los avances tecnológicos o la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Pidió para ello "financiación adecuada" y que se fomente el programa en las etapas de educación obligatoria.

A propuesta de Bulgaria, que ejerce este semestre la presidencia de turno de la UE, los ministros también debatieron sobre cómo combatir las tasas de abandono escolar en las familias itinerantes dentro de la Unión, circunstancia que se calcula afecta a unos 100.000 alumnos.