Diario Vasco

(Actualiza con informaciones sobre acusaciones)

El Cairo, 15 feb (EFE).- Las fuerzas de seguridad de Egipto han detenido al excandidato presidencial Abdelmenem Abul Futuh, de tendencia islamista, por haber criticado al Gobierno y llamado a un boicot a las elecciones, informaron hoy fuentes oficiales.

Abul Futuh, que fue uno de los candidatos que se presentaron a las elecciones presidenciales de 2012, fue arrestado este miércoles junto a "numerosos sospechosos" por orden de la Fiscalía Suprema de Seguridad del país, según informó la agencia oficial Mena.

La Fiscalía interrogó hoy al político, líder del partido Misr al Qawiya (Egipto Fuerte), según informó el diario oficial "Al Ahram".

El político es acusado de "instigación contra el Estado" y de "levantar sospechas sobre la transparencia de las elecciones presidenciales" en una entrevista concedida a "medios de comunicación hostiles al Estado egipcio", según el diario.

La semana pasada Abul Futuh concedió una entrevista al canal catarí Al Yazira, que está vetado en Egipto, en la que criticó la represión llevada a cabo por el Gobierno del presidente Abdulfatah Al Sisi e hizo un llamamiento a boicotear las elecciones presidenciales del próximo marzo, que consideró "una farsa".

La detención se produce a poco más de un mes de las elecciones, que tendrán lugar a finales de marzo y en las que Al Sisi opta a un segundo mandato.

Al Sisi tiene como único contrincante en la contienda electoral a un político aliado y poco conocido en el país, Musa Mustafa Musa, después de que otros políticos que pretendían presentarse fueran arrestados o se retirasen de la contienda alegando irregularidades del proceso.

Abul Futuh fue integrante de los Hermanos Musulmanes hasta 2011, dos años antes de que ese grupo islamista fuera declarado terrorista por el actual Gobierno.

La semana pasada las autoridades arrestaron a su correligionario Mohamed al Kasas, vicepresidente de su partido, a quien la Fiscalía investiga por su supuesta pertenencia a los Hermanos Musulmanes.

En los últimos meses, las fuerzas de seguridad egipcias también arrestaron a dos militares que anunciaron su intención de presentarse a las próximas elecciones presidenciales, Sami Anán y Ahmed Qonsoua, acusados de diversas irregularidades.

El pasado martes fue arrestado el juez Hisham Guinena, exdirector del ente anticorrupción y representante legal de Anán, por haber amenazado con publicar documentos comprometedores para varias figuras destacadas del Gobierno.