Diario Vasco

Nairobi, 15 feb (EFE).- El abogado de la defensa de los 146 militantes opositores detenidos en Guinea Ecuatorial denunció hoy en declaraciones a Efe que hay acusados que están declarando en el juicio que "están mutilados".

"Es escandaloso, todo el mundo está mutilado", explicó el letrado Fabián Nsue que defiende a los 146 militantes del partido opositor Ciudadanos por la Innovación (CI), acusados de participar en disturbios durante la campaña electoral de las elecciones legislativas del pasado noviembre.

En el juicio, que comenzó el lunes y afronta hoy su cuarta jornada, "los militantes han ido revelando las torturas a las que han sido sometidos", dijo a Efe el líder del partido, Gabriel Nsé Obiang Obono, que no se encuentra entre los detenidos, pero que señaló que "el ministro de Seguridad (Nicolás Obama Nchama) está detrás de las torturas".

Nsé Obiang aseguró que hay algunos detenidos que tienen que declarar sentados porque no se pueden levantar de la silla a causa de las torturas y acusó a las fuerzas gubernamentales de "crímenes de lesa humanidad".

Los 146 detenidos se enfrentan a delitos de sedición, atentado contra la autoridad o daños, entre otros, a pesar de que, según Nsue, la mayoría de ellos no estuvieron en los disturbios de los que se le acusa participar, que tuvieron lugar en Aconibe el pasado 5 de noviembre.

Según la oposición, decenas de militantes llevaban a cabo su campaña electoral en el país en los días previos a la celebración de las legislativas cuando la policía les prohibió la entrada a Aconibe, en el sudeste de Guinea, dispersando a los militantes con disparos al aire.

Cinco días después de la celebración de las legislativas, celebradas el pasado 12 de noviembre, las fuerzas de seguridad detuvieron a casi dos centenares de opositores.

El abogado defensor explicó hoy que en sus conclusiones finales, que previsiblemente se darán mañana, van a mantener la petición de libre absolución de todos los acusados.

"Se está viendo claramente que el mismo gobierno es el responsable de los cargos de los que acusa", dijo Nsé Obiang quien estableció que se trata de un juicio político donde el Gobierno pretende acabar con el partido opositor.

A mediados de enero, un miembro de CI, Santiago Ebee Ela, apareció muerto cuando se encontraba bajo custodia de las Fuerzas de Seguridad ecuatoguineanas con signos de violencia.

La tensión se disparó en Guinea Ecuatorial a finales de diciembre pasado, a consecuencia de un supuesto golpe de Estado frustrado, denunciado por el Gobierno de Obiang, en el poder desde que derrocó en 1979 en un golpe militar a su tío Francisco Macías.

El ministro de Seguridad Nacional afirmó que un grupo de mercenarios del Chad, Sudán y Centroáfrica entraron el pasado 24 de diciembre en varias localidades ecuatoguineanas para atacar al presidente.

Al mismo tiempo, la oposición denunció que militares les asediaron durante días en sedes del partido CI, sin agua y sin comida, y detuvieron a cerca de 200 personas, cantidad que el Gobierno rebajó a una decena y que atribuyó a su presunta participación en altercados durante la campaña electoral.