Diario Vasco

Madrid, 15 feb (EFE).- Coca-Cola European Partners (CCEP), la mayor embotelladora de la marca estadounidense en el mundo, cerró el ejercicio 2017 con un beneficio neto de 688 millones de euros en términos contables, lo que equivale a un aumento superior al 25 %.

En el informe de resultados divulgado hoy por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía precisa que durante el último trimestre del ejercicio registró unas pérdidas de 61 millones de euros que lastraron su resultado anual.

Si los datos se analizan en base proforma comparable, sus ganancias ascendieron a 1.035 millones de euros, un 13 % más que en 2016, y en los tres últimos meses del año su beneficio alcanzó los 240 millones.

En 2017, la facturación de la embotelladora superó los 11.000 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 21 % en términos contables y del 1,5 % en base proforma comparable.

"En nuestro primer ejercicio completo como Coca-Cola European Partners hemos comenzado a darnos cuenta de las oportunidades de crecimiento derivadas de la integración y hemos incrementado moderadamente nuestras perspectivas iniciales de crecimiento en ingresos, beneficio operativo y beneficio por acción diluido", ha apuntado en un comunicado su consejero delegado, Damian Gammell.