Diario Vasco

Valladolid, 15 feb (EFE).- La portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha expresado hoy que el anunciado cierre de la factoría de Siemens-Gamesa en Miranda de Ebro (Burgos) no es "lógico" ni "racional", además de no responder a la responsabilidad social de las empresas.

"En la moral de una empresa no podemos incidir", ha reflexionado la portavoz del Ejecutivo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, al ser preguntada por los resultados económicos que espera alcanzar la compañía a corto plazo, con incrementos de entre el 8 y el 10 por ciento en 2020, según el plan estratégico presentado hoy en Madrid.

Para la Junta de Castilla y León, el anuncio de cierre, ratificado por carta al presidente del Ejecutivo autonómico, Juan Vicente Herrera, "no se compadece" con la responsabilidad social corporativa que se espera de una compañía de la dimensión de Siemens-Gamesa.

Marcos ha recordado que en las últimas semanas se ha conocido además que la empresa ha obtenido adjudicaciones de proyectos que podrían incluir las palas que fabrica actualmente en las instalaciones de Miranda y los incrementos salariales que han anunciado para directivos.

La portavoz ha incidido en la "moral" de la empresa y ha planteado que actualmente el plan de la Junta se basa en buscar alternativas a la producción de Siemens-Gamesa para Miranda de Ebro, aunque gana enteros la opción de que las instalaciones puedan ser compradas por otra firma que pueda asumir el empleo y la producción.

La Junta está haciendo "todo lo que se puede, insistiendo al máximo nivel", ha asegurado Marcos, quien ha comprometido "todas las líneas de financiación" existentes para conseguir el objetivo último que es "que haya actividad económica en Miranda".

En las negociaciones que van a emprender la empresa y los representantes de los empleados, la portavoz de la Junta ya ha adelantado que van a "apoyar a los trabajadores".