Diario Vasco

Madrid, 15 feb (EFE).- Con motivo del Día Mundial de la Justicia Social, que se conmemora el próximo 20 de febrero, representantes de la organización "Corr the Jute Works" -perteneciente a Cáritas Bangladesh- han explicado la necesidad de gastar en comercio justo, que no es sólo una alternativa comercial, sino una herramienta para mejorar los derechos de las mujeres más vulnerables.

El encuentro se ha celebrado en la Coordinadora Estatal de Comercio Justo, que tiene como uno de sus objetivos promover en España este comercio, con el que se "promueve la erradicación de la pobreza en el mundo, los ciudadanos pueden conseguir un trabajo decente y lucha a favor de la igualdad de género".

Así lo ha explicado a los medios Jaime Manteca, miembro de la junta directiva de la Coordinadora, quien ha recordado que en el mundo hay 700 millones de personas viviendo en la pobreza extrema, sobre todo en Asia, y que la mayoría de ellas son mujeres, que "acumulan las cifras más preocupantes".

Para explicar cómo el comercio justo mejora las condiciones de vida de más de 4.000 mujeres y sus familias en Bangladesh, uno de los países más pobres, han relatado su experiencia dos representantes de "Corr the Jute Works", una iniciativa que trabaja desde 1973 promoviendo el empleo de producción de ropa y artesanías.

"Las mujeres, las personas con discapacidad y los indígenas, a los que se les considera invisibles, son nuestros objetivos", ha dicho Milton Suranjit, quien ha relatado que la ONG acude a un área pobre, enseñan a los ciudadanos a trabajar el jute -fibra vegetal-, con la que ganan dinero y la comunidad puede tener ingresos.

En esta labor, dan siempre importancia a la igualdad salarial entre hombres y mujeres, con la que las artesanas "pueden tomar decisiones dentro de sus familias y se empoderan, aprenden a levantar la cabeza". "Ya no se esconden", ha señalado.

"Trabajando con el comercio justo, los niños más pobres pueden ir al colegio, las mujeres tienen más empoderamiento, con lo que consigue que la siguiente generación tenga una vida mejor", ha dicho Suranjit, que es responsable de desarrollo en la organización.

El director adjunto de la ONG de comercio justo, Ananda Piacid, ha añadido que en este trabajo se tiene en cuenta que los materiales no dañen el medio ambiente, así como que los trabajadores puedan acceder a tratamientos médicos.

Sobre la concienciación que existe en España sobre este asunto, Manteca ha señalado que "poca gente conoce el comercio justo en general". A pesar de que los españoles gastan cada año más y la tendencia sea creciente, "sigue siendo una cifra muy pequeña".

Por ello, es "fundamental" el trabajo de sensibilización en la sociedad española para que vea que el comercio justo también es una alternativa comercial que puede ayudar a exigir a los políticos "más consideraciones de justicia social y acuerdos comerciales", ha manifestado, por parte, la directora de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo, Marta Lozano.