Diario Vasco

Madrid, 15 feb (EFECOM).- La Agencia Tributaria y los sindicatos CCOO, UGT, CSIF y SIAT han firmado el Plan Especial de Intensificación de Actuaciones de 2018, por el que se prima a los empleados que dedican un especial esfuerzo a conseguir determinados objetivos, según ha informado CCOO en un comunicado.

Este año, además de fijarse objetivos de lucha contra el fraude y recaudación de IVA, se ha sumado a las prioridades de la Agencia un refuerzo en las actuaciones de información y asistencia al contribuyente, según detalla el acuerdo.

La especial dedicación a estas actuaciones de información asistencia recompensará a los funcionarios que hayan manifestado expresamente su adhesión al plan y asumido sus compromisos con pagos mensuales que oscilan entre los 200 euros del subgrupo A1 y los 90 euros de subgrupo E.

Estos pagos podrán cancelarse si la Agencia logra "superar la situación de bloqueo que sufre la carrera profesional de su personal desde antes de 2011", una situación que el organismo asegura que trabajará para resolver este año.