Diario Vasco

Madrid, 14 feb (EFE).- El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, ha asegurado, a las puertas del Supremo, donde declara hoy la exdiputada de la CUP Mireia Boya, que habrá Gobierno en Cataluña porque habrá unión entre los partidos independentistas y porque "no vamos a dar el gustazo a aquellos que no ganaron las elecciones".

Tardá, que ha recordado los "121 días de encarcelamiento de Jordi Cuixart y Jordi Sánchez y los 104 días de Joquim Forn y Oriol Junqueras", ha hecho un llamamiento a los demócratas para que no permitan lo que está ocurriendo en Cataluña y advertido de que "lo que pasa aquí puede pasar en otra parte".

"Hoy somos los catalanes, mañana pueden ser ellos" ha subrayado y ha hecho hincapié en la solidaridad con Cataluña para "fortalecer la democracia".

Respecto al futuro de Cataluña, Tardá ha insistido en que "no se tenga ninguna duda" de que habrá Govern y acuerdo entre las fuerzas políticas independentistas porque la victoria del 21 de diciembre fue "titánica" a favor del independentismo, "contra viento y marea".

Tardá ha reconocido que el acuerdo no llega "porque todo es muy complicado" y porque los independentistas intentan construir una "normalidad democrática" en un escenario de "absoluta anomalía".

El responsable de ERC se ha referido al 'procés' como una "macrocausa" que se basa en un guión "que ha dejado escrito la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Sanamaría, cuando afirmó que era necesario descabezar el independentismo".

Además, Tardá ha subrayado la "falta de voluntad democrática" del Gobierno por resolver el tema catalán y, a cambio, recurrir a "la represión".

"Son tan débiles, tan frágiles que sólo tienen como arma la fuerza" ha dicho.

Tardá ha dicho al Gobierno que "aunque llene las cárceles de ciudadanos catalanes", los independentistas siempre se reafirmarán en la voluntad de construir la república catalana "democrática y pacíficamente".

El portavoz ha insistido en el llamamiento a los demócratas, a todas las fuerzas políticas (aquí ha citado a PSOE y Podemos) para que "al margen de banderas e ideologías" apoyen una solución para Cataluña.