Diario Vasco

Islamabad, 14 feb (EFE).- Al menos cuatro miembros de las fuerzas de seguridad paquistaníes murieron hoy en un ataque a tiros cuando patrullaban la conflictiva ciudad de Quetta, en el oeste del país, en una acción reclamada por el principal grupo talibán del país, el Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP).

"Cuatro miembros de los Cuerpos de Fronteras estaban patrullando una vía del tren en el área de Langoabad en dos motocicleta cuando asaltantes no identificados abrieron fuego y los mataron", indicó a Efe un portavoz de la Policía local, Muhammed Amir.

Las víctimas del ataque, ocurrido sobre las 08.20, hora local (03.20 GMT), fueron encontradas posteriormente por otra patrulla policial y trasladadas a un hospital de la zona, donde fueron declaradas muertas, añadió la fuente.

El TTP reclamó la autoría de la acción en un comunicado de su portavoz, Muhammed Khurasani, quien precisó que fue perpetrado por un contingente de su Fuerza Operativa Especial y que los atacantes abandonaron el lugar sin sufrir daños.

Este es el primer ataque del TTP después de la muerte la semana pasada de Khan Sayed, número dos de esa organización, en el bombardeo de un dron de Estados Unidos.

Entre enero y noviembre de 2017, 30 miembros de la fuerzas paquistaníes murieron en ataques selectivos en la provincia de Baluchistán, de la que es capital Quetta, y otras 105 personas, incluidos civiles, murieron en atentados terroristas, según datos de la Policía provincial.

Pakistán lanzó una operación en las zonas tribales del noroeste del país en junio de 2014 en la que han muerto 3.500 supuestos terroristas, según datos del Ejército no verificados independientemente, lo que ha ayudado a disminuir la violencia de forma considerable.

La violencia se redujo en el país con 1.260 muertos por terrorismo en 2017 -540 de ellos civiles, 208 miembros de las fuerzas de seguridad y 512 supuestos terroristas-, la cifra más baja en una década, según el Portal de Terrorismo del Sur de Asia, que estudia la violencia en la región.