Diario Vasco

Madrid, 14 feb (EFECOM).- El Tribunal Supremo ha rechazado la devolución del Impuesto de Venta Minorista de Determinados Hidrocarburos, conocido como céntimo sanitario, a las gasolineras, al considerarlas meras "correa de transmisión" entre Hacienda y quienes pagaron el gravamen, los consumidores finales.

En una sentencia conocida hoy, la sala de lo Contencioso-Administrativo estima el recurso interpuesto contra el veredicto del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que en 2016 falló a favor de una estación de servicio, a la que reconoció su derecho a que Hacienda le restituyera como ingresos indebidos los relativos a este impuesto.

Una decisión a la que se opuso la Abogacía del Estado, que cuestionaba que las gasolineras pudieran pedir para sí las cuotas indebidamente pagadas "cuando, habiendo repercutido el tributo al consumidor final e ingresado el importe en las arcas públicas", el usuario no podía obtener el reintegro del céntimo sanitario.