Diario Vasco

Copenhague, 14 feb (EFE).- El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Simeone, rechazó hoy especular sobre las posibilidades de ganar la Liga Europa, donde es uno de los favoritos, o la liga española y tiró de su habitual pragmatismo para centrarse solo en el encuentro de ida de dieciseisavos contra el Copenhague.

"No veo mas allá del partido de mañana, mi ilusión y mi entusiasmo están puestos en resolverlo y en seguir avanzando. No vivimos de imaginaciones, sino de realidades", afirmó en rueda de prensa en el estadio Parken.

El hecho de que el Atlético de Madrid haya acabado en Liga Europa tras quedar fuera de la Liga de Campeones no ha exigido ningún trabajo psicológico especial, resaltó el técnico, en parte también porque los malos resultados obtenidos en los primeros partidos presagiaban ya que eso podía ocurrir.

"Afrontamos este torneo de la misma manera que hace siete años enfrentamos todas las competiciones. No cambia nada, nuestra realidad ahora es la Liga Europa y vamos partido a partido", afirmó recurriendo a su conocido discurso.

Simeone reivindicó que su equipo ha jugado dos finales y una semifinal en Liga de Campeones, pero que este año le ha tocado ver "la cara mala del torneo", lo que seguramente le servirá para afrontarla con mejores posibilidades en el futuro.

La ausencia de Diego Costa en la convocatoria obedece a que tenía unas molestias y que necesita gente "al cien por cien", aunque espera que esté listo para el próximo encuentro de liga.

De Diego Godín, que reaparece mañana tras recibir el alta de la fractura dentoalveolar de tres piezas del maxilar superior que sufrió el 4 de febrero contra el Valencia, señaló que se ha recuperado sin problemas y elogió su compromiso y su carácter.

"El sábado ya tenía ganas de entrar en el grupo, se entrenó bien. Confío absolutamente en cómo está y en que nos va a venir bien mañana", resaltó.

Del rival destacó su competitividad en casa en torneos europeos, su buena organización y su trabajo en defensa.

"Es un rival duro, difícil, seguramente saldrá con mucha motivación. Es un equipo fuerte, con muy buen juego aéreo, sorprende encontrar que todos los jugadores sin de 1,80 metros hacia arriba", dijo Simeone, que de la época en que como jugador se enfrentó al Lazio en Parken, recuerda el ambiente intenso de la grada.