Diario Vasco

Valladolid, 14 feb (EFE).- El Recoletas Atlético Valladolid ha cedido, en el último minuto, un partido que dominó desde el inicio, y en el que demostró una gran organización y un buen trabajo colectivo, ante un Granollers que hizo valer la calidad de jugadores como Resina, fundamental en el tramo final, y Figueras.

Los dos equipos buscaron hacerse con el control del juego desde el primer minuto, con un intenso ritmo que, a priori, comenzó beneficiando a los catalanes, ya que supieron sacar todo el rédito a su pivote para ponerse por delante en el marcador (2-4), aunque los vallisoletanos no tardaron en reaccionar.

Al mejorar la defensa, el Recoletas disfrutó de rápidos contraataques que sorprendieron a un Granollers que anotaba gracias al juego con su pivote, Figueras, autor de siete goles en quince minutos, para dar la vuelta al resultado y obtener una renta de tres goles (12-8), que obligaron a Antonio Rama a pedir un tiempo muerto.

El Granollers amortizó, en primera instancia, el parón en el juego, con Bernatonis tomando el relevo a Figueras en el capítulo anotador, para dejar la ventaja local en solo un gol (13-12), pero los vallisoletanos recuperaron la tensión y, con un buen juego colectivo, lograron mantenerse por delante en el marcador hasta el descanso (18-17).

Tras la reanudación, el Recoletas Atlético Valladolid siguió mostrando un juego fluido en ataque, que le permitió conservar el control en el electrónico, con una renta que volvió a alcanzar los tres goles (22-19), pero el conjunto visitante aprovechó al máximo las dos exclusiones consecutivas de los locales para empatar el partido (24-24).

David Pisonero tuvo que solicitar un receso para tratar de calmar la tensión que se había acumulado en el pabellón y, precisamente ese ambiente hizo que el Recoletas sacara toda su garra como grupo para no perder el rumbo y recuperar la delantera (29-27), a falta de siete minutos para el final.

El Recoletas jugaba con más ideas ofensivas y Javi Díaz reclamó su protagonismo en los compases finales, pero errores propios en los últimos instantes, tanto en pases como en lanzamientos, dieron alas al cuadro catalán, que no solo logró empatar, sino que, cambió el resultado a su favor (30-31), a 37 segundos del final, que los vallisoletanos fueron incapaces de cambiar.

- Ficha técnica:

30 - Recoletas Atlético Valladolid (18+12): César Pérez (Javi Díaz, ps), Adrián Fernández (3), Fernando Hernández (4,1p), Río (2), Serdio (3), Viscovich (1), Víctor Rodríguez (7), Turrado (-), Garza (2), Diego Camino (3,2p), Roberto Pérez (3), Héctor González (-), Miguel Camino (1), Serrano (1).

31 - Fraikin Granollers (17+14): Oliveira (1)(Guardia, ps), Cabanas (2,1p), Marc García (-), Ferrer (-), Figueras (9), Resina (7,3p), Da Silva (-), Bernatonis (3), Cañellas (1), Tarrafeta (3), Márquez (4), Porras (1), Edgar Pérez (-) y Gassama (-).

Parcial cada cinco minutos: 2-4, 6-6, 10-8, 14-12, 16-15 y 18-17 (descanso); 21-18, 23-20, 24-23, 27-25, 30-28 y 30-31 (final).

Árbitros: Sergio Rodríguez Estevez y Andrés Rosendo López (Federación gallega). Excluyeron dos minutos a Garza (m.13), Río (m.33 y 44), Víctor Rodríguez (m.38 y 55), Fernando Hernández (m.42), del Recoletas, y a Bernatonis (m.27), del Granollers.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la decimoctava jornada de Liga Asobal, disputado en el polideportivo Huerta del Rey ante unos 1.500 espectadores.