Diario Vasco

Madrid, 14 feb (EFE).- El secretario de Cultura y Deportes del PSOE, Ibán García del Blanco, ha anunciado hoy en un encuentro con la prensa para hablar de planes estratégicos en materia de Cultura que mañana elevarán una iniciativa legislativa "para intentar poner orden y acabar con los desmanes" en la reventa on line.

Serán los portavoces socialistas de Congreso y Senado quienes mañana eleven a las comisiones de Cultura y Consumo una iniciativa legislativa, de la que Del Blanco no ha querido adelantar detalles, aunque sí ha señalado que llevan "meses" trabajando con usuarios y asociaciones de consumidores, así como con promotores.

Todos ellos, ha afirmado el responsable de Cultura del partido, "estaban igual de interesados en poner orden en este 'far west' que son las entradas on line".

Él mismo, ha dicho, ha sufrido el desastre ya que ha intentado comprar entradas para el concierto de U2 y no lo ha conseguido después de darle al 'refresh' en varias ocasiones.

"Es tal la burbuja -ha dicho- que los beneficios ni siquiera van a los promotores, sino directamente a los especuladores que están radicados quién sabe dónde, y aunque es una competencia de las comunidades autónomas, no vale solo con eso. Es un problema real que afecta a los consumidores y también a los artistas", ha dicho.

En ese sentido ha considerado que era "un poco triste que la única interpelación que le ha hecho el Gobierno al Gobierno en todos estos meses haya sido sobre el tema de la reventa de entradas y que la respuesta haya sido tan pacata por parte del Ministerio, escudándose en que esto es asunto de Interior y de las comunidades".

En cuanto a la iniciativa que llevarán mañana al Congreso, Del Blanco ha dicho que el PSOE entiende que su contenido "puede ser una base para llegar a acuerdos", aunque, de momento, ha confirmado Del Blanco, las conversaciones se reducen a usuarios y promotores, y a algunos contactos con grupos políticos, que no ha precisado a Efe.

También ha manifestado que la posición socialista al respecto no es "exactamente" partidaria de la identificación nominativa, porque no creen "que haga falta".