Diario Vasco

Berlín, 14 feb (EFE).- El presidente interino del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), Olaf Scholz, defendió hoy el acuerdo de coalición alcanzado con los conservadores de la canciller Angela Merkel, que debe ser aprobado por la militancia de su formación en una consulta vinculante.

En su intervención en Vilshofen (sur) con motivo del Miércoles de Ceniza, fecha tradicional en Alemania para los discursos políticos, Scholz destacó que el SPD ha logrado incluir en el texto cuestiones como el endurecimiento de los contratos temporales y dar más fondos a educación, difusión de banda ancha y construcción de vivienda social.

"Dos tercios de este acuerdo vienen del programa electoral del SPD. Éste es un acuerdo que se puede apoyar", aseguró Scholz, que suena como probable próximo ministro de Finanzas si la militancia socialdemócrata da el sí al pacto.

Especialmente, destacó la orientación proeuropea del acuerdo, a su juicio sello de la influencia de su partido en el texto, y argumentó que con la llegada de Emmanuel Macron a la Presidencia francesa se ha abierto "una ventana temporal" para tratar de avanzar en la integración de la Unión Europe (UE).

"La UE es una razón para este acuerdo. Ahora se ha abierto una ventana temporal. Ahora hay que negociar. No en diez años", aseguró el presidente interino.

Scholz, que también es miembro de la dirección del SPD y alcalde-gobernador de la ciudad-estado de Hamburgo, subrayó que el partido entró a negociar con los conservadores porque su formación "asume responsabilidades en momentos difíciles".

El SPD va a celebrar la consulta a sus 463.000 afiliados entre el 20 de febrero y el 2 de marzo y el 4 de marzo tiene previsto anunciar el resultado.

La orientación de este voto es incierta ya que, aunque la dirección apuesta inequívocamente por el "sí", un sector crítico encabezado por la Juventudes Socialdemócratas (Jusos) está defendiendo el "no" y la apertura de negociaciones provocó ya una fractura en el partido.

Scholz fue nombrado ayer presidente interino del SPD, después de que Martin Schulz anunciase su dimisión con efecto inmediato, y la dirección del partido propuso de forma unánime como candidata a Andrea Nahles, jefa del grupo parlamentario socialdemócrata en el Bundestag.

El 22 de abril el SPD celebrará un congreso extraordinario para elegir a su nuevo presidente apenas un año después de que otra cita aupase a la jefatura a Schulz con un 100 % de los votos.