Diario Vasco

Washington, 14 feb (EFE).- El índice de precios al consumo (IPC) de EEUU creció un 0,5 % en enero, por encima de las previsiones del 0,3 % de los analistas, mientras que la inflación interanual quedó en el 2,1 %, informó hoy el Departamento de Trabajo.

El dato, que confirma las presiones inflacionarias en EEUU, aumenta las probabilidades de una nueva subida de los tipos de interés, actualmente entre el 1,25 % y el 1,5 %, por parte de la Reserva Federal (Fed) en su reunión de marzo.

El incremento de enero del 0,5 % supone el mayor aumento mensual de los precios en cinco meses en Estados Unidos.

El informe del Departamento de Trabajo indicó que la subida de los precios fue "generalizada", al registrar incrementos en la gasolina, ropa, vivienda, sanidad y automóviles.

Sin tener en cuenta los precios de los alimentos y la energía, que son los más volátiles, el IPC subyacente registró el mes pasado un alza del 0,3 % y el dato interanual quedó en el 1,8 %, igual que en el informe previo.

Durante los últimos meses, particularmente desde mediados del año pasado, la inflación en EEUU se ha ido acelerando y aproximando a la meta anual del 2 % fijada por el banco central estadounidense.