Diario Vasco

Barcelona, 14 feb (EFE).- El nuevo entrenador del Barcelona Lassa, Svetislav Pesic, ha asegurado este miércoles que sus jugadores están "muy motivados" para jugar la Copa del Rey, pero que lo que realmente necesitan es "tranquilidad" para levantar el título.

"Tenemos motivación, de eso estoy cien por cien seguro. La Copa motiva a todo el mundo, pero necesitamos también tranquilidad, porque la tranquilidad mejora las decisiones y los partidos también se ganan con cabeza y buenas decisiones, en defensa y en ataque", ha apuntado.

El técnico serbio no quiere ver a un equipo sobrexcitado por la importancia de la competición, máxime cuando esta temporada ha demostrado tener una mentalidad frágil y ser incapaz de controlar sus emociones, lo que le ha llevado a perder la mitad de los partidos que ha disputado.

"La Copa del Rey es una competición donde no hay favoritos y , por lo tanto, se puede ganar, pero necesitamos no pensar qué pasará si ganamos o si no ganamos", ha recalcado.

Pesic afronta su segunda etapa en el banquillo azulgrana tras relevar la pasada semana a Sito Alonso. El torneo del KO llega sin que el técnico haya podido aun aportar su sello en los entrenamientos, aunque no se queja.

"Todo el mundo sabe que el entrenador necesita siempre más tiempo pero no lloramos, intentamos sacar el máximo a esta situación", ha afirmado Pesic, medio afónico, antes de bromear sobre lo intensos que están siendo estos primeros días en el cargo: "Se puede comprobar que he trabajado mucho, porque he perdido voz".

El día de su presentación le preguntaron quién podía ser el líder del equipo y pidió más tiempo para dar una respuesta. Hoy se ha reiterado: "De momento, el líder es el entrenador. Yo también estoy en este equipo".

Pesic, que ha confirmado que en Las Palmas de Gran Canaria no podrá contar con el pívot Kévin Séraphin, aun recuperándose de un esguince de rodilla, ha adelantado que no se verá una revolución este fin de semana.

"Tenemos que ser inteligentes. Este equipo ha jugado junto seis meses y yo he preguntado mucho a los jugadores cómo quieren jugar en ataque y qué podemos cambiar, pero paso a paso. El partido de Bilbao me ha dado alguna información, como los jugadores reaccionan, qué se puede mejorar. Y hemos cambiado algunos detalles", ha explicado.

En cuartos de final, el Barça se medirá al Baskonia, el equipo que lo sacó de la pista (96-72) en el último envite y que acabó con la destitución de Alonso.

Pero Pesic prefiere no aportar más carga emocional al choque. "Ellos juegan un buen baloncesto, no solo contra el Barcelona. Nuestro objetivo no es mirar al pasado. Tenemos un plan de juego, debemos estar concentrados e intentar llevarlo a cabo", ha sentenciado.