Diario Vasco

Dacca, 14 feb (EFE).- Parlamentarios europeos lamentaron hoy el "deterioro" registrado en los últimos años en la situación de los derechos humanos en Bangladesh y reconocieron que el reciente encarcelamiento de la líder opositora supone un "desafío", al término de una visita de tres días al país.

"Los parlamentarios lamentaron el deterioro en la situación de derechos humanos durante los últimos años", indicó en un comunicado la presidenta de una delegación del Parlamento Europeo para las relaciones con los países del Sur de Asia, Jean Lambert (Verdes).

En el documento, Lambert señala que los parlamentarios, además, toman "nota de las informaciones sobre los obstáculos a la libertad de reunión y la libertad de expresión, las desapariciones forzosas, los asesinatos extrajudiciales y la violencia contra la mujer".

Los europarlamentarios mostraron su "seria preocupación" por la prevalencia del matrimonio infantil y alertaron de que todavía faltan progresos en el sector de los derechos laborales, según la nota.

También pidieron el fin de los ataques contra miembros de minorías religiosas, blogueros y escritores laicos y miembros de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersex (LGBTI).

Entre 2013 y 2016, Bangladesh sufrió una ola de ataques de corte islamista con asesinatos de miembros de estos colectivos, algunos de ellos reivindicadas por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) y por la rama de Al Qaeda en el subcontinente indio, aunque las autoridades culpan a formaciones autóctonas.

Preguntada por la condena la semana pasada de la ex primera ministra y líder de la oposición de Bangladesh, Khaleda Zía, por un caso de corrupción, Lambert se limitó a decir en rueda de prensa que presenta un "desafío" y recordó que la Eurocámara ha decidido no pronunciarse sobre la sentencia.

La eurodiputada anotó que la situación política es "difícil" en el país, que irá a las urnas el año próximo.