Diario Vasco

Redacción Deportes, 14 feb (EFE).- El francés Sebastien Ogier (Ford Fiesta) defiende entre el jueves y el domingo el liderato en el Mundial, al que se aupó tras ganar en Montecarlo, en el Rally de Suecia, la única cita del calendario que se disputa sobre nieve y hielo y en la que ya ha ganado en tres ocasiones.

Ogier, campeón del mundo los cinco últimos años, espera una carrera en la que puede alcanzarse muy altas velocidades: "Parece que estamos en un verdadero rally de invierno con todo lo necesario para un clásico Rally de Suecia. Los informes sugieren que hay una buena base de hielo y altos bancos de nieve, que es todo lo que un pilotos quiere escuchar antes de esta carrera", afirma el francés en declaraciones que difunde el equipo M-Sport Ford.

"En esas condiciones podemos alcanzar velocidades increíbles y apoyar los coches sobre los bancos de nieve para ayudarnos a guiarnos por las curvas. Es una sensación increíble, pero no deja de tener sus desafíos", agrega Ogier, ganador en Suecia en 2013, 2015 y 2016 y el piloto no escandinavo con más triunfos en esta carrera.

Ogier cree que "es un arte conducir sobre la nieve y debes ser preciso. Hay que juzgar la fuerza de los bancos de nieve a la perfección".

El francés será el encargado de salir primero a los tramos: "Como primer coche en la carretera, también tendremos que esperar y ver cuáles son las condiciones y ciertamente no esperamos ver nieve fresca el viernes".

En Suecia defiende el título el finlandés Jari-Matti Latvala (Toyota Yaris) , cuatro vencedor sobre la nieve.

Una quinta victoria situaría a Latvala a la par de su compatriota Marcus Grönholm, y dos victorias por detrás de la leyenda sueca Stig Blomqvist.

Sus compañeros en Toyota, el estonio Ott Tänak y el también finlandés Esapekka Lappi, asimismo optan al triunfo.

La carrera comienza este jueves con la disputa de un solo tramo.