Diario Vasco

Bruselas, 14 feb (EFE).- El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, destacó hoy el "buen trabajo" que realizó con el ministro de Economía español, Luis de Guindos, y consideró que tanto él como su rival a la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE), el irlandés Philip Lane, son candidatos "legítimos".

Moscovici se pronunció así preguntado por la candidatura al BCE del ministro español, que esta tarde será interrogado al respecto por la Eurocámara, durante un debate organizado por el medio europeo "Euractiv", socio de Efe.

"Confío en que las personas pertinentes tomen la decisión correcta. Ambos candidatos son diferentes y legítimos. Conozco a uno más que al otro. Pude trabajar muy bien durante los últimos seis años y en momentos difíciles con Luis", comentó.

Preguntado sobre por qué partidos socialdemócratas europeos apoyan la candidatura de De Guindos mientras que el PSOE no lo hace, Moscovici señaló que esta elección trata de una cuestión de "políticas" y no de "políticos".

"Hay una lógica en esto. Aquellos que apoyan su candidatura no lo hacen como socialistas, sino como ministros. Que yo pudiera trabajar bien con De Guindos no significa que apoye al PP, significa que el ministro de Finanzas español siempre fue un buen compañero para mí cuando fui ministro y ahora en la Comisión Europea", manifestó.

El ministro de Finanzas de Malta, Edward Scicluna, opinó esta semana que Luis de Guindos "probablemente" logrará la vicepresidencia del BCE gracias al apoyo de los ministros socialistas de la eurozona.

El primer ministro de Portugal, el socialista António Costa, avanzó que su Gobierno apoyará la candidatura española, y también lo ha hecho el Gobierno de Eslovaquia a través de su ministro de Finanzas, Peter Kazimir.

De Guindos se disputa con el gobernador del Banco de Irlanda, Philip Lane, una plaza cuyo futuro se decidirá el próximo 19 de febrero en la reunión de ministros de Finanzas de la eurozona -el Eurogrupo- dónde el titular español deberá conseguir el apoyo de una mayoría cualificada de países para ser nominado.

Por otro lado, Moscovici se mostró hoy optimista sobre el crecimiento económico en España y dijo estar "confiado" en que el país abandonará en 2018 el procedimiento por déficit excesivo, aplicado a aquellos Estados con un desvío superior al 3 %, considerado excesivo.

"Espero que tanto Francia como España abandonen el proceso de déficit en primavera", dijo Moscovici, quien recordó que de los 23 países que estaban bajo este control presupuestario en 2011 ya sólo quedan estos dos y espera que "en 2018 no haya ninguno".