Diario Vasco

Roma, 14 feb (EFECOM).- La Bolsa de Milán cerró hoy al alza y su selectivo FTSE MIB avanzó un 1,81 %, hasta los 22.433,75 puntos, por la buena evolución del sector energético, que la situaron a la cabeza de los parqués europeos.

El índice general FTSE Italia All-Share subió un 1,76 %, hasta los 24.673,16.

Durante la sesión cambiaron de manos 1.558 millones de acciones por un valor de 3.458 millones de euros.

Los números verdes inundaron la bolsa lombarda y solo tres de los cuarenta títulos que componen su selectivo mostraron un resultado opuesto: Mediobanca, que cayó un 0,80 %; la fabricante de cables Prysmian perdió un 0,65 %, y la de frenos, Brembo, un 0,33 %.

Buena jornada tras conocerse que la economía italiana creció en 2017 un 1,4 %, el mayor aumento desde 2010, según las cifras provisionales del Instituto de Estadística.

El sector energético fue uno de los más beneficiados, sobre todo sus títulos del petróleo, animados por el encarecimiento del barril de crudo Brent, de referencia en Europa.

La petrolera Saipem escaló un 1,42 %, Eni tuvo un alza del 0,64 % y la fabricante de tubos de acero para esta industria, Tenaris, aumentó en un 1,87 %.

El grupo Enel ganó un 2,71 %, tras presentar resultados provisionales de 2017, cuando obtuvo unos ingresos de 74.700 millones de euros, un 5,8 % más en términos interanuales.

Las eléctricas A2a y la red Terna escalaron un 1,96 % y 1,87 % respectivamente, mientras que las gasísticas Snam e Italgas acabaron con un aumento del 1,71 % y un 0,66 cada una.

En el sector bancario, con las excepciones de Mediobanca y de Banca Generali, esta última en tablas, todo celebraciones.