Diario Vasco

Berlín, 14 feb (EFECOM).- La canciller alemana, Angela Merkel, volvió hoy a defender el déficit cero y el pacto de gobierno con el Partido Socialdemócrata (SPD) y, ante las reticencias a que esa formación asuma el Ministerio de Finanzas, garantizó que se vigilará para evitar que el país adquiera nuevas deudas.

"El déficit cero y ninguna nueva deuda son señas de identidad de la Unión Cristianodemócrata (CDU) y seguirán siéndolo", manifestó Merkel en la tradicional cita de su partido en el Miércoles de Ceniza.

La cesión al SPD de la cartera de Finanzas, que dirigió durante dos legislaturas Wolfgang Schäuble, es uno de los puntos más criticados en las filas conservadoras y Merkel reconoció que los responsables de presupuestos de la CDU deberán tener más cuidado en el futuro para evitar que se asuman nuevas deudas que lastren a las futuras generaciones.

Merkel se mostró "orgullosa" de los acuerdos logrados por la CDU en el pacto de gran coalición y recordó que no se subirán impuestos a los pequeños empresarios; se recuperará el Ministerio de Economía, responsable de la política empresarial y de comercio; y se mantendrá el control sobre las inversiones en áreas clave como vivienda, desarrollo digital o investigación.

Su objetivo es que Alemania sea un país en el que la gente viva bien y que, además, sea "un buen socio en Europa".

Ello exige, a su juicio, trabajar por un euro estable y por la competitividad de la UE, pero no defender la mutualización de la deuda o criticar el Pacto de estabilidad y crecimiento.