Diario Vasco

Las Palmas de Gran Canaria, 14 feb (EFE).- El escolta catalán del Montakit Fuenlabrada, Álex Llorca, ha señalado hoy que su conjunto intentará que el juego interior del Herbalife Gran Canaria no les haga daño, en el encuentro de cuartos de final de la Copa del Rey que se disputará este próximo viernes en el Gran Canaria Arena.

"Afrontaremos este partido con muchísima ilusión, porque nuestro objetivo al principio de temporada no era estar aquí, aunque el equipo se ha ganado con creces disputar la Copa, ya que todos hemos sumado nuestro granito de arena para llegar como cabezas de serie, de lo cual estamos muy orgullosos", ha asegurado en rueda de prensa.

El escolta de 29 años y natural de Esplugues de Llobregat ha advertido de que su equipo no se ha desplazado a la isla para disfrutar de unas vacaciones, sino para "amargar la fiesta" al conjunto anfitrión.

"Nos mediremos a un rival que no se nos está dando bien en las últimas temporadas. Vamos a fijarnos en los errores que cometimos en Liga, donde hicimos un mal partido, para mejorar e intentar dar la sorpresa. Cambiaremos algunas cosas en este encuentro, aunque sabemos que ellos son los anfitriones y no será fácil ganarles", ha señalado.

Pese a la condición de cabeza de serie en la Copa de Fuenlabrada, Álex Llorca ha asegurado que son "un conjunto humilde" y que jugarán sin presión e intentarán dar la sorpresa.

"El Gran Canaria tiene un grandísimo equipo y jugará en casa, pero si competimos el partido y llegamos a un final igualado ellos pueden acusar la presión de actuar ante sus aficionados", ha revelado.

El escolta del conjunto madrileño se ha mostrado preocupado por el juego interior que realiza el Herbalife.

"Tienen una plantilla muy larga, en la que todos los jugadores están sumando y haciéndolo bien. Su juego interior tiene muchos centímetros y nos puede hacer daño, aunque trabajaremos para que no ocurra así y que nos salga nuestro mejor partido", ha concluido.