Diario Vasco

Sevilla, 14 feb (EFE).- El presidente del tribunal que enjuicia la pieza política del caso ERE, Juan Antonio Calle, ha mostrado a acusados y abogados disculpas de parte del letrado de la administración de Justicia Rafael Castro por "las formas" de sus quejas ayer al tener que leer durante horas declaraciones previas.

Rafael Castro de la Nuez se exasperó ayer cuando el fiscal reclamó que la lectura de las declaraciones que Guerrero ha realizado desde 2011 incluyera incluso el listado de las preguntas que le hicieron al ex director general de Trabajo Javier Guerrero las acusaciones.

"¿Esto también lo tengo que leer?", espetó, tras añadir que "son las preguntas del fiscal, no estoy dando fe de nada", cuando los fiscales pidieron que sí se leyera todo.

A continuación, visiblemente molesto, pidió que acudiera una auxiliar para ayudarle porque "no soy una máquina, yo también necesito descansar, tengo derecho a beber un poco de agua".

Antes de iniciar hoy la sesión del juicio, el magistrado presidente ha mostrado sus disculpas en nombre del letrado de la administración -presente en la sala y que a continuación se ha marchado-.

En esta sesión, la abogada del exconsejero de Innovación Francisco Vallejo, Encarnación Molino, ha informado de que su cliente -que ayer se marchó al poco de comenzar la vista al sentirse indispuesto- se encuentra ingresado y probablemente tenga que ser intervenido, aunque en principio no pedirán la suspensión del juicio ya que esperan que esté recuperado para cuando le toca declarar.