Diario Vasco

A Coruña, 14 feb (EFE).- El portero Maksym Koval y el defensa Fabian Schär se entrenaron con normalidad en la sesión vespertina del Deportivo este miércoles en la ciudad deportiva de Abegondo tras haber dado el susto en el primer entrenamiento de la semana.

Koval se había lesionado el dedo índice de la mano izquierda, mientras que Schär había tenido que retirarse antes de tiempo por una contusión.

Los dos han estado a las órdenes de Clarence Seedorf en el segundo entrenamiento con vistas al partido del sábado ante el Alavés en Mendizorrotza.

El preparador holandés también tuvo a su disposición al brasileño Sidnei Rechel, que espera recibir el alta médica tras haber dejado atrás una lesión muscular.

El cuerpo técnico comenzó la tarde en la sala de vídeo, en donde se reunió con la plantilla en tres turnos.

Después, ya en el césped, preparó cuestiones tácticas detrás de las lonas del tercer campo y los que no actuaron de inicio el lunes ante el Betis completaron el entrenamiento con fútbol en espacio reducido.

El único jugador al margen del grupo es el uruguayo Fede Valverde, que se lesionó el pasado lunes ante el Betis (0-1) en el estadio Abanca-Riazor.