Diario Vasco

Jartum, 14 feb (EFE).- La inflación en Sudán alcanzó el 52,37 % en enero de 2018, respecto al 25,15 % el pasado diciembre, lo que representa una subida de casi el 100 %, causada principalmente por la devaluación de la moneda local frente al dólar, que ha hecho que los precios se disparen.

El director de la Oficina Central de Estadísticas, Karamalá Ali, dijo hoy en declaraciones a la prensa que la registrada en enero se considera "la tasa de inflación más alta" de los últimos años en el país africano.

Además, Ali señaló que la subida se debe a las medidas económicas aplicadas por el Gobierno sudanés a principios de este año, como la devaluación de la moneda y el retiro de los subsidios.

El director precisó que los alimentos y las bebidas fueron los productos que más se encarecieron, con una inflación del 56,21 %.

Añadió que en las zonas rurales la inflación se disparó del 27,88 % en diciembre de 2017 al 57,83 % el mes siguiente.

El pasado mes enero se registraron manifestaciones en varias ciudades sudanesas para protestar contra las últimas reformas económicas y la subida de los precios de bienes básicos, en especial el pan.

A principios de 2018, el Gobierno decidió devaluar la libra sudanesa, que pasó a cotizar de 6,9 frente al dólar a 18 libras, aunque en el mercado negro su valor es superior.