Diario Vasco

Berlín, 14 feb (EFE).- El Gobierno alemán confirmó hoy que ha planteado a la Comisión Europea (CE) la posibilidad de ofrecer temporalmente de forma gratuita el transporte público de cercanías como medida para rebajar los altos grados de contaminación que se registran en diversas ciudades del país.

Según explicó el portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert, la idea forma parte de un listado de propuestas que han elaborado los Ministerios de la Cancillería, Medioambiente y Transportes ante el requerimiento de la CE de presentar medidas adicionales para reducir los niveles de óxidos de nitrógeno (NOx).

Tras recordar que la CE ha solicitado planes extraordinarios también a otros países europeos, dijo que ahora es la institución comunitaria la que debe valorar las medidas que se le han planteado.

En el caso del transporte público gratuito, los portavoces de los ministerios implicados dejaron claro que será siempre una decisión de los respectivos ayuntamientos.

Lo que hace el Gobierno alemán con su propuesta, explicaron, es dotar a las ciudades y a los estados federados del margen necesario para que puedan adoptar nuevas medidas de forma rápida y con efectos inmediatos.

En todo caso, será el próximo Ejecutivo de gran coalición el encargado de dar luz verde definitiva a cualquier nueva iniciativa y el que deberá también estudiar las vías para financiarlas, uno de los asuntos que más debate ha suscitado en el país ante el elevado costo que podría tener la gratuidad del transporte público.

Según la propuesta que el Ejecutivo alemán ha trasladado a la CE, las nuevas propuestas para luchar contra la contaminación podrían probarse de forma piloto en cinco ciudades: Bonn, Essen, Mannheim, Reutlingen y Herrenberg.

Esas ciudades, elegidas como muestra de localidades con distintos niveles de contaminación, servirían como modelo para estudiar la efectividad de las distintas propuestas, desde el fomento de la oferta de electromovilidad al transporte público gratuito.