Diario Vasco

Flechazo

Raimundo Díaz

Madrid, 14 feb (EFECOM).- "Romanticismo por el verde" hoy en la Bolsa española que, tras una sesión de pérdidas generalizadas, ha logrado sobreponerse a la dinámica de Wall Street y subir el 0,37 %, gracias al empuje de Europa y al "flechazo" de los inversores con los grandes valores, principales artífices de la sesión.

El "feliz desenlace" comenzaba a gestarse en la apertura, cuando los operadores del parqué madrileño se reconciliaban con las compras y devolvían por encima de los 9.700 puntos al IBEX 35, que tras los primeros minutos subía el 0,57 %.

Unas ganancias que se consolidarían en el transcurso de una jornada en la que se ha conocido que, en el cuarto trimestre de 2017, el producto interior bruto (PIB) aumentó un 0,6 % en la eurozona, mientras que la producción industrial creció un 0,4 % en diciembre de 2017, según la oficina comunitaria, Eurostat.

Al margen de esta última tanda de datos macroeconómicos, la atención se ha dirigido a Bruselas donde los dos candidatos a la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE), el ministro español de Economía, Luis de Guindos, y el gobernador del Banco Central de Irlanda, Philip Lane, se han enfrentado al escrutinio previo a la decisión del Eurogrupo.

Aunque con "los ojos" puestos en Estados Unidos y al decisivo dato sobre el índice de precios de consumo (IPC) de enero, el selectivo nacional continuaba en positivo al mediodía, instante en el que subía el 0,54 % en sintonía con el resto de mercados de la región.

Tensa espera en Wall Street, cuyo principal indicador, el Dow Jones, perdía el 0,24 % en los primeros compases, tras conocerse que la inflación interanual en el país llegó en enero hasta el 2,1 %, por encima del objetivo anual del 2 % que busca la Reserva Federal (Fed).

Con todo, las bolsas del Viejo Continente se han mantenido fieles a la tendencia alcista registrada durante el día, especialmente Milán, con una subida del 1,81 %; Fráncfort, el 1,17 %; París, el 1,11 %, y Londres, el 0,64 %.

Con el euro, firme en su empuje, en 1,239 dólares, el barril de Brent, petróleo de referencia en Europa, se situaba en los 63,03 dólares al cierre de la sesión.