Diario Vasco

Barcelona, 14 feb (EFE).- Los falsos mitos y tópicos sobre la arteriosclerosis, como el de que sólo afecta a personas mayores, dificultan su diagnóstico precoz, según ha denunciado hoy la Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA).

La SEA, que tiene su sede en Barcelona, ha recordado que la arteriosclerosis está relacionada con casi 1 de cada 2 muertes que se producen al año en España, "pese a lo cual se trata de una patología muy desconocida entre la población".

Según la SEA, "la detección precoz y la prevención son básicas, pero tanto el desconocimiento, como los mensajes erróneos sobre la enfermedad, y sobre uno de sus principales factores de riesgo, el colesterol, son un obstáculo a superar".

La arteriosclerosis es una enfermedad de los vasos sanguíneos producida por una acumulación de grasas en la pared de las arterias, que hace que la sangre circule con mayor dificultad y aumenta el riesgo de producir obstrucciones.

Es la causa de patologías tan graves y prevalentes como el infarto de miocardio y los accidentes cerebrovasculares, "de ahí la importancia de cuidar nuestras arterias", ha advertido la SEA, que ha señalado que, al ser una enfermedad grave y "silenciosa", es "fundamental difundir su conocimiento entre la población general, así como dar pautas adecuadas para su prevención".

Conscientes de que en estos momentos existen muchos malentendidos en lo que respecta a qué es, cómo se previene y cómo se trata la arteriosclerosis, los profesionales de la SEA han decidido desmentir algunos de los tópicos que circulan sobre esta enfermedad como que el colesterol no influye en ella.

Según la SEA, el colesterol "no es sólo cuestión de cifras", sino que para "una mejor valoración médica de las cifras de colesterol y el resto del perfil lipídico (triglicéridos, colesterol-HDL y colesterol-LDL) deben tenerse en cuenta los diferentes factores de riesgo (hipertensión arterial, dislipemia, diabetes, sedentarismo, antecedentes familiares de sufrir problemas de corazón, etc.)".

La SEA también desmiente que la arteriosclerosis sea una enfermedad que afecta sólo a las personas de mayor edad y ha explicado que actualmente un alto porcentaje de la población tiene factores de riesgos cardiovasculares que favorecen la aparición de arteriosclerosis a una edad, entre 40 y 50 años, más temprana de la que era habitual en el pasado.

La arteriosclerosis puede detectarse por medio de pruebas diagnósticas no invasivas antes de que aparezcan los síntomas o de que provoquen complicaciones como el infarto de miocardio.

La SEA también advierte que hombre y mujeres deben cuidarse igual para disminuir las enfermedades cardiovasculares relacionadas con el aumento del colesterol y ha defendido la dieta mediterránea como efecto preventivo porque "está basada en un elevado consumo de diversos productos: cereales no refinados, legumbres, frutas, verduras, frutos secos, bajo consumo de cárnicos, bajo consumo de lácteos, así como también del aceite de oliva y del pescado, principalmente".