Diario Vasco

Johannesburgo, 14 feb (EFE).- El partido gobernante de Sudáfrica, el Congreso Nacional Africano (CNA), confía en que el presidente, Jacob Zuma, acabará acatando su orden de dimisión, pese a que el mandatario ya ha asegurado que no lo hará porque lo considera "injusto" y porque nadie le ha dado "motivos".

El portavoz del CNA, Pule Mabe, compareció ante la prensa minutos después de que la televisión pública sudafricana, SABC, emitiese una entrevista en exclusiva con el presidente en la que avanzó que hará una declaración a la nación antes del final en la jornada.

"Siempre hemos mostrado completa confianza en que todos los miembros entienden la disciplina (del partido)", indicó Mabe.

En la citada entrevista, el mandatario puntualizó que no está desafiando a la formación, sino simplemente en desacuerdo, lo que da esperanzas al CNA.

"Si dice que no está desafiando al partido es que entiende la disciplina", recalcó el portavoz, quien aseguró que le darán "espacio" y a esperar hasta la declaración prevista para las próximas horas.

En su primer mensaje público después de que su partido le diera un ultimátum para dimitir bajo la amenaza de someterle a moción de censura este mismo jueves, Zuma alegó que nadie ha aportado una razón ni le ha explicado qué ha hecho "mal" para que tenga que dejar su cargo.

"Lo veo muy injusto, muy injusto para mí", aseguró el mandatario.

El debate sobre la salida prematura del presidente, con mandato hasta 2019, viene detonada por su mala imagen y por los graves escándalos de corrupción que lo rodean.

La disciplina interna del CNA obliga a sus miembros a acatar las decisiones del bloque, incluidos los cargos electos.

Aunque dijo que no había un plazo límite aseguró que esperaban una respuesta para hoy.

Dado que no hubo un posicionamiento del presidente, el bloque endureció su postura este miércoles con el objetivo de asegurar que la presidencia de Zuma concluya mañana, bien sea por anuncio voluntario del jefe de Estado o por moción de censura parlamentaria.

"No podemos mantener a Sudáfrica esperando más, la decisión debe ser implementada y ahora debemos proceder con el proceso parlamentario", argumentó el tesorero general del CNA, Paul Mashatile, en una comparecencia de prensa tras reunirse con los miembros del grupo parlamentario del partido.

Mashatile contó también que quieren que el actual vicepresidente, Cyril Ramaphosa, asuma inmediatamente su puesto.

Ramaphosa es, desde diciembre pasado, el número uno del CNA y, por tanto, el principal impulsor de las maniobras para forzar la salida de Zuma.