Diario Vasco

El Cairo, 14 feb (EFE).- El secretario general de la ONU, Antonio Gutérres, anunció hoy en Kuwait un programa para estabilizar las "áreas de alto riesgo" en Irak, que son vulnerables a un rebrote del yihadismo, con un costo de 1.050 millones de dólares.

La ONU busca recaudar 482 millones de dólares para el primer año de este plan y 568 millones adicionales para ayudar a estabilizar las áreas consideradas de alto riesgo, según un comunicado de la organización internacional.

En un discurso en Kuwait, en la jornada de clausura de la conferencia de donantes para la reconstrucción de Irak, retransmitido por la televisión estatal kuwaití, Gutérres manifestó que el mundo debe "continuar al lado de Irak mientras se cura" de los efectos de la guerra contra el grupo terrorista Estado Islámico.

El programa de la ONU se centrará en parte en brindar asistencia a comunidades donde existe el riesgo de que resurja el extremismo violento a menos que se tomen medidas para restablecer la confianza de la comunidad, generar confianza en el gobierno y abrir oportunidades económicas, según el comunicado.

Otros fondos se destinarán a la descentralización de los servicios básicos, la promoción de retornos de los desplazados, el apoyo a los supervivientes y a tareas de reconciliación comunitaria, así como de participación política y social.

De forma paralela, los organismos humanitarios de la ONU están buscando recaudar 569 millones de dólares adicionales para proporcionar asistencia vital a 3,9 millones de personas en una situación "altamente vulnerable" en todo Irak.

Irak ha elaborado un plan de reconstrucción y desarrollo de infraestructuras para los próximos años valorado en 88.200 millones de dólares.