Diario Vasco

Barcelona, 14 feb (EFE).- El vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa (JxCat), ha avisado hoy de que la demanda de medidas cautelares que prevé pedir el presidente del Parlament, Roger Torrent, al Tribunal de Estrasburgo no tiene "garantías de éxito" y ha pedido no hacer el "ridículo".

En una entrevista en TV3, Costa se ha pronunciado así sobre las medidas cautelares que Torrent prevé pedir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para tratar de dar garantías al expresidente catalán Carles Puigdemont para la investidura, una acción que criticó ayer JxCat, que la tachó de "arbitraria y unilateral".

En esta línea, el vicepresidente primero del Parlament ha aseverado que se enteró de la demanda cuando se emitió el comunicado de prensa, mientras estaba reunida la Mesa.

Ha admitido que JxCat siempre ha apostado por "agotar" todas las vías judiciales en España y en el ámbito internacional, pero se ha opuesto a la estrategia de pedir ahora medidas cautelares en Estrasburgo.

"Lo que no dijimos es que pediríamos medidas cautelares por un procedimiento específico que es muy difícil y que sabemos que no tiene ninguna garantía de éxito", ha indicado.

En este sentido, ha remarcado que JxCat tiene un equipo de abogados que trabaja en las diversas acciones legales, de las que no ha dado detalle, y en este sentido ha añadido: "Lo hacen con rigor, porque no queremos hacer el ridículo ni presentar propuestas que no estén bien trabajadas".

Después de publicar ayer en medio de la polémica un tuit con el mensaje "Cortina de humo", Costa ha considerado que por parte de ERC "había la necesidad de hacer algún anuncio" para lograr "un golpe de efecto mediático", después de que Torrent no incluyera en el orden del día de la Mesa la reforma de la Ley de Presidencia de JxCat, de la que ha dicho que está "convencido que no tiene ningún defecto de forma".

Costa ha insistido en que Torrent no le informó de que iba a anunciar medidas cautelares al TEDH antes del comunicado de prensa, como aseguró el portavoz de ERC, Sergi Sabrià, y ha añadido: "Sergi Sabrià tiene la necesidad de explicar cosas a la prensa y hacer un relato público; no es mi trabajo; mi labor es trabajar".

Pese a oponerse a las medidas cautelares ahora en Estrasburgo, ha augurado que todo los asuntos de la investidura, la "persecución" a los soberanistas y los "presos políticos" acabarán en el TEDH porque, a su juicio, "se están vulnerando derechos fundamentales".

Pero ha juzgado que no es el momento de acudir al tribunal internacional porque solo se debería hacer cuando "esté todo preparado y el trabajo completado".